Asesinan al director de la Policía Municipal de Bocoyna

Alex Eder González fue rafagueado frente a la comandancia por falsos militares
Asesinan al director de la Policía Municipal de Bocoyna
En junio de 2017, también supuestos militares mataron a dos agentes en la comandancia de la Policía en Las Varas. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
08/07/2018
02:45
Marco Antonio López / Corresponsal
Chihuahua
-A +A

Ciudad Juárez.— Un grupo de al menos 12 hombres ataviados presuntamente como militares que se desplazaban en seis vehículos asesinaron al director de la Policía Municipal de Bocoyna frente a las instalaciones de la comandancia, según el vocero de la Fiscalía Zona Occidente, Félix González.

El jefe de la Policía Municipal, Alex Eder González, de 38 años, así como el agente Roberto Rascón, de 40, fueron rafagueados por el comando que arribó primero en un vehículo particular; después de disparar contra el director frente a la comandancia entraron para atacar al agente, quien intentó escapar por la parte trasera.

Los agresores huyeron escoltados por cinco camionetas, dio a conocer el vocero de la Fiscalía General del Estado (FGE), quien señaló que los hechos ocurrieron la noche del viernes.

En la comandancia sólo se encontraban Alex Eder González y Roberto Rascón, quienes no habían denunciado ningún tipo de amenaza, dijo.

De acuerdo con el vocero de la fiscalía, el ataque se atribuye a un grupo del crimen organizado, por la manera en que operaron, pero hasta el momento no hay detenidos ni se habla de algún grupo específico. Se estima que al menos 60 elementos de la Comisión Estatal de Seguridad arribaron a Bocoyna para buscar a los responsables del ataque y resguardar la zona, destacó González.

En junio de 2017, en un poblado también de la Sierra Tarahumara, un grupo de hombres armados también ataviados presuntamente con equipo táctico se detuvo frente a la comandancia de la Policía en Las Varas y abrió fuego contra el inmueble en más de 100 ocasiones y asesinó a los dos policías estatales que estaban ahí.

Después incendiaron una camioneta que se encontraba afuera y huyeron del lugar.

Dos semanas después un enfrentamiento entre civiles armados en una bodega del mismo poblado dejó 15 hombres asesinados y cinco heridos. Entonces la fiscalía atribuyó el enfrentamiento a una guerra entre los cárteles de Sinaloa y La Línea por el espacio estratégico que significa un poblado en la entrada hacia la Sierra para el trasiego de droga.

En la bodega donde quedaron rastros de sangre como prueba del enfrentamiento, los integrantes de uno de los grupos vestían ropa táctica parecida a la que utilizan los miembros del Ejército, dijeron policías en el lugar de los hechos.

Los poblados de la Sierra han vivido los estragos de los enfrentamientos entre grupos del crimen organizado por más de un año. Bocoyna, un poblado de apenas unos mil habitantes, deberá decidir ahora qué pasará con su Policía Municipal.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS