Ante falta de televisión y computadora, maestra acudirá casa por casa a dar clase en Michoacán

Para la profesora Juana Acosta es una tristeza y una frustración que ocho de los alumnos de que tuvo el año pasado, desertaran y no puedan continuar este ciclo escolar

Pese a coronavirus, no voy a dejar solos a mis niños: maestra de Michoacán
Foto: Charbell Lucio / Archivo EL UNIVERSAL
Estados 24/08/2020 16:52 Carlos Arrieta / Corresponsal Michoacán Actualizada 17:07

Morelia.- Entre pobreza, desempleo, falta de herramientas tecnológicas, ni televisión, una docente michoacana inicia este ciclo escolar a distancia. Asegura que nada ni nadie la detendrá.

Primero la violencia y la extrema pobreza; ahora, será el coronavirus un problema más al que se enfrentarán la profesora Juana Acosta Cortés y sus alumnos de preescolar.

Para la docente de Tierra Caliente es una tristeza y una frustración, que ocho de los alumnos que tuvo el año pasado, desertaran y no puedan continuar este ciclo escolar.

Recriminó que en el jardín de niños de la comunidad de Rancho Nuevo, municipio de Múgica, donde está asignada desde hace 7 años, no tengan ni un salón de clases.

Lee también: Diputado del PAN pide que C5 dé clases a niños en situación de calle en CDMX

Mucho menos, lamentó, que sus alumnos tengan los elementos y herramientas indispensables para enfrentar este nuevo inicio de ciclo escolar a distancia.

Juanita Acosta, la docente más reconocida y querida de la región, reveló que de los 11 alumnos que atenderá este ciclo escolar, ocho no tienen ni televisión en las chozas.

“Todos viven en casitas de cartón y son muy muy pobres, así que no sé cómo le voy a hacer, pero no voy a dejar a mis hijos (alumnos), abandonados”, expresó.

“La Chula”, como le llaman de cariño a la profesora de 51 años de edad y 16 de docencia, advierte que irá a cada casa de sus alumnos, para darles la clase.

Lee también: Estas son las cuatro recomendaciones de la SEP para el regreso a clases

“Voy a llegar a los niños y trabajar con ellos. Voy a buscar alternativas y de allí me voy a enfocar hacia ellos, para que no se queden sin educación y tengan un aprendizaje mejor, a pesar de esta pandemia que se vive en todo el mundo”, resalta.

Eso sí, aclara, tomará todas las medidas sanitarias que eviten un contagio entre sus niños, todos, de entre 4 y 6 años de edad.

Pero asegura que nada la detendrá para cumplir con su responsabilidad de enseñar y ayudar a la formación de sus pequeños grandes alumnos.

Para la maestra Juanita, “los salones de clases estarán vacíos, pero mi corazón estará lleno de sonrisas”, remata enfática.

afcl/nv

Comentarios