Un reto, hacer teatro de terror para José Ramón Berganza

El actor lleva paso firme en la televisión y series con trabajos como "Cuna de lobos" y "Monarca", pero ahora incursiona en teatro en "Los archivos del horror"

Un reto, hacer teatro de terror para José Ramón Berganza
Se presentan sólo ante 50 personas. Foto: Berenice Fregoso. EL UNIVERSAL
Espectáculos 24/10/2020 03:05 Sughey Baños Actualizada 03:06

El escenario es lúgubre, pareciera que se entra a un museo de lo extraño o a una mansión donde detrás de cada puerta hay un espectro esperando, sobre todo por el macabro personaje que está en el escenario, elegantemente vestido y perturbadoramente simpático, y que en ese momento cuenta una historia que enchina la piel mientras que, desde una de las mesas del lugar, se escucha una voz dando indicaciones.

Esto es sólo un ensayo de la puesta en escena Los archivos del horror, que dirige Fernando Villa, y que pone a prueba al joven actor José Ramón Berganza, que lleva paso firme en la televisión y series con trabajos como "Cuna de lobos", "Monarca" y "La bandida".

“Me parece muy interesante explorar el lado oscuro que tiene todo el mundo y que normalmente solemos esconder; además este montaje no tiene una cuarta pared y abre la interacción con el público, eso siempre lo hace impredecible porque no sabes cómo va a reaccionar y tienes que estar listo para resolver, eso es intimidante”.

Para José Ramón este montaje es un reto, comenzando porque se trata de un espectáculo unipersonal donde se aborda el género del terror que, asegura, es muy complicado en teatro, y además tiene que dar vida a varios personajes retorcidos.

“Ha sido un trabajo intenso, porque lo hemos preparado con poco tiempo, llevamos trabajando tres semanas, ha sido una labor a marchas forzadas para lograr este personaje de "El archivero", que es como el coleccionista de historias y después empezar a trabajar a los demás”.

El actor de series como "Señora Acero" y "La querida del centauro", comentó que en cada función se cuentan cuatro historias, basadas en hechos reales; sobre psicópatas, asesinos seriales y enfermos mentales, por lo cual su labor como interprete se pone a prueba porque cada personaje tiene características específicas que deben notarse, aun cuando no hay cambios de vestuario o una caracterización mayor.

“Puedes ver una película de monstros o fantasmas y te puede generar miedo, pero cuando escuchas de cosas que alguien hizo realmente, sobre todo gente que parecía normal y que tenían vidas comunes y corrientes, pero que hubo un evento que los cambió y los hizo hacer cosas que a los demás nos parecen horribles, eso da miedo, porque creo te hace reconocer tu propia oscuridad y tal vez darte cuenta que todos somos un monstruo potencial”.

Juzgar a estos personajes no es cosa fácil, comenta Berganza, porque ante su percepción torcida de lo que es bueno o malo, lo que ellos hicieron les parece poco grave o nada condenable, y pone un ejemplo: uno de ellos se enamoró de una mujer, al grado que la cuidó y amó más allá de la muerte; aunque suena romántico, asegura que cuando el público conozca la historia verán que esto es muy macabro.

Comentarios