Tengo esperanza, pero hay que ser críticos del gobierno: Cuarón
19 | AGO | 2019
“Hay que ser críticos con nuevo gobierno”
Considera que hay una juventud mexicana vibrante. (CLASOS)

Tengo esperanza, pero hay que ser críticos del gobierno: Cuarón

04/01/2019
00:00
César Huerta
-A +A
Alfonso Cuarón afirma que tiene esperanza en el cambio de sistema, pero la crítica es fundamental en la democracia

[email protected]

Alfonso Cuarón tiene esperanza en el nuevo gobierno mexicano pero eso, afirma, no excluye ser crítico cuando sea necesario.

“Puedo meter en el mismo costal los años del PAN junto con las décadas del PRI y por primera vez tenemos realmente una transición a la promesa de un sistema distinto, entonces hay mucha esperanza; ahora también es importante mantener una actitud crítica, porque es fundamental en cualquier democracia”, considera el cineasta.

Ganador de dos premios Oscar por la película Gravity, el realizador mexicano aclara:

“Una actitud crítica no es una actitud de ataque, a partir de ella se crea también el diálogo y ese básicamente es uno de los principios del conocimiento, creo que eso va a ser interesante: ver cómo el dialogo entre un nuevo gobierno, que es indiscutible, comienza con un apoyo popular, pero que a la vez tiene que responder y establecer un diálogo constructivo con un sector crítico”.

Cuarón pone de ejemplo su filme ROMA, actualmente en cartelera y en la plataforma Netflix, que retrata un México (el de los años 70) que no ha cambiado y cuyos problemas se han agudizado en este milenio.

Ambientada en 1971, la película se centra en la vida de una empleada doméstica que trabaja en una familia de clase media alta, que está deshaciéndose por el esposo.

La joven inicia relación con un joven que forma parte del grupo que ese año se conocería como Halcones, el cual mataría estudiantes en una marcha del 10 de junio.

El filme, agrega, ha tenido una buena respuesta por parte de los jóvenes, sector que es motor en los cambios del país.

“Tenemos este México que sufre esta tremenda violencia, ha sufrido estos gobiernos con corrupción, un cinismo realmente escandaloso, pero al mismo tiempo me da mucha fe que hay una juventud tremendamente vibrante y que está muy informada.

“La juventud de mi generación vivía sofocada por esta esfera y muy cerrada, claustrofóbica, del nacionalismo revolucionario, donde también se limitaba mucho la información que llegaba a nuestro país y entonces eso es una diferencia enorme. En mi generación había ciertas cosas que envidiábamos de quienes viajaban porque había acceso a cosas y la actual ha reclamado al mundo como propio sin dejar el pulso de ser mexicanos y eso es muy conmovedor”.

Apoyos al cine nacional. Hasta ahora el también realizador de Y tu mamá también y Niños del hombre se había mantenido al margen sobre el tema cultural hasta que el nuevo gobierno expusiera su plan.

Sabía de la propuesta (de una legisladora) de eliminar apoyos para el cine. Espera que todo haya quedado sólo en la discusión pues, para bien o para mal, comenta, el cine mexicano tiene presencia en el orbe.

“El cine es algo que está funcionando en México. Olvídense de la calidad del cine, hablemos del cine como industria, veamos por favor el crecimiento que ha tenido en la última década y van a ver una curva inmensa hacia arriba, y esto no sólo para gente que ve cine sino que se ve en una cantidad de empleos impresionante. Es una industria, de las pocas que me atrevería a decir, ha crecido”.

Para bien o para mal, agrega, culturalmente el cine se está convirtiendo en un representando muy importante de México en el mundo.

“Y no me refiero a las películas de Alejandro (González Iñárritu), de Guillermo (del Toro) o mías, las generaciones que vienen están con mejores cineastas que nosotros tres, que tienen presencias constantes en las distintas plataformas del mundo; el cine mexicano es un punto de referencia en el cine mundial”.

El papel de ROMA. Por ahora, la película protagonizada por Yalitza Aparicio continuará con funciones en salas y la recaudación será destinada a diversas tareas, como la reconstrucción de casas tras el sismo de septiembre de 2017, al Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar y a la carava migrante.

Cuarón considera que la cinta se ha convertido en una plataforma para esa vocación de cambio que existe en México.

“Comenzamos con 40 salas y llegamos a tener casi 100 y eso ha sido por la respuesta popular de gente ofreciendo sus salas independientes”.

Destaca que los premios obtenidos hasta el momento, como el del certamen de Venecia, sus tres nominaciones al Globo de Oro en las categorías de Película extranjera, Guión y Director, que se entregan este domingo en Estados Unidos, y su calidad de favorita para el Oscar es una situación distinta a la que se dio hace cinco años con Gravity.

“Hay demasiado ruido y opiniones al respecto; si hay algo diferente es que Gravity era una película con alto presupuesto, con estrellas de Hollywood que sucedía en el espacio, ahora lo que me parece bello es cómo gente de distintos lugares del mundo, de distintas comunidades, han arropado a ROMA y reciben como propia a una película mexicana hablada en español y mixteco y acerca de situaciones muy específicas”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios