Suscríbete

Infantilismo ridículo

Heriberto Murrieta

Algunos jugadores de la Selección siguen con indisciplina y la Federación no se anima a meterlos en cintura

Algunos jugadores de la Selección Nacional se burlaron de los periodistas haciendo un ‘trenecito’ delante de ellos el pasado martes en la zona mixta del Centro de Alto Rendimiento de la Federación Mexicana de Futbol.

El técnico Ricardo Ferretti reprobó la sorna, reprendió a los nenes juguetones y obligó a algunos seleccionados, como Moisés Muñoz, Oribe Peralta, Raúl Jiménez y Jonathan Dos Santos, a atender a la prensa. Una lástima que el ‘Tuca’, con la proverbial disciplina que sabe imponer, se encuentre a menos de una semana de dejar el timón de un Tri actualmente secuestrado por un puñado de soberbios.

Este infantilismo ridículo de los jugadores refleja un descontrol de las autoridades de la Federación, que no se anima a meterlos en cintura.

¿En dónde queda el código de ética?, ¿cuál será la sanción a la que se harán acreedores por semejante conducta?, ¿si se les impone alguna, la darán a conocer? ¡Que alguien limite a estos muchachos desubicados!

Impunes. Ya que mencionamos a Jonathan, el hijo de Zizinho aclaró que nunca fue sancionado por publicar aquellos aberrantes ‘tuits’ donde celebraba incomprensiblemente el comportamiento gamberro de Miguel Herrera al agredir al comentarista Christian Martinoli en el aeropuerto de Filadelfia.

Vuelta a lo mismo: ¿no existe alguien dentro de la reestructurada federación que limite las acciones de los jugadores? Jonathan y su hermano Giovani tenían que haber sido sancionados porque se brincaron el código de ética y aplaudieron la acción reprobable de un hombre atrabancado que tiró por la borda un proyecto a largo plazo como técnico de la Selección.

Por lo menos Jonathan respondió, porque su hermano, al ser cuestionado sobre ese tema durante su reciente presentación con el Galaxy de Los Ángeles, se salió por la tangente y prefirió no hablar del tema, perdiendo así una valiosa oportunidad para resarcirse de sus desatinadas opiniones sobre el técnico anterior que, por lo visto, apapachaba con singular alegría a sus pupilos.

Beneficio de la duda. Llega el técnico y preparador físico Juan Carlos Osorio a la Selección. Varios personajes del medio mexicano que lo conocen y con los que hemos platicado en la televisión, destacan la enorme capacidad y el trabajo en cancha del colombiano. Otros, tienen serias dudas sobre si funcionará en un cargo de fuerte presión que ha reventado a varios en los últimos lustros.

Multicampeón en Colombia, con un paso desafortunado en el Puebla, es verdad que ha dejado contratos sin cumplir en distintas ocasiones. ¿A la larga podría pasar lo mismo con la Federación Mexicana?, ¿cómo se comportará ante los numerosos requerimientos comerciales de la Selección?, ¿qué tan abierto estará para ser entrevistado por la prensa?, ¿logrará plasmar su estilo ofensivo en la oncena verde?

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios