Toros españoles en La México

Heriberto Murrieta

Esta tarde en la Plaza México se lidiarán toros de sangre española de la ganadería de Barralva. En 1997, Luis y Ramón Álvarez Bilbao trajeron a México un volumen importante de ganado español: cien vientres, tres sementales y veinte novillos. Barralva es la única ganadería en el mundo que tiene el encaste ciento por ciento de Atanasio Fernández. Luis y Ramón son los guardianes de este encaste Parladé pero además conservan el Saltillo mexicano. Estos toros de Atanasio suelen ser aleonados, cornalones, altos de agujas y badanudos. Suelen salir al ruedo un tanto “fríos”, pero una de sus principales características es que no “cabecean” y meten la cabeza en recto en el peto durante la suerte de varas.

En España, el encaste Atanasio sigue teniendo demanda. Sin embargo, ha sido superado por el encaste Domecq. Los toros de Barralva, ganadería establecida en el rancho El Raspiño del estado de Querétaro, servirán de materia prima para la esperada confirmación de alternativa del torero americano más destacado del mundo, el peruano Andrés Roca Rey, de manos del hidrocálido Arturo Macías, en presencia del tlaxcalteca Sergio Flores.

Evocación. Roca Rey, formado en España a la vera de su maestro el matador ecijano José Antonio Campuzano, es el continuador de una saga de importantes toreros de Perú encabezada por el legendario Raúl Acha ‘Rovira’, quien adquirió la nacionalidad peruana en 1927. Es el único torero que se ha encerrado con seis toros en la plaza de Las Ventas de Madrid. Eso sucedió el domingo 3 de julio de 1949. Raúl lidió seis toros del Marqués de Albayda que nadie quería ver por estar pasados de edad. El tercero tomó cinco varas y el sexto, nada menos que seis. Hubo dos heridos graves, el banderillero Emilio Rodríguez y el espontáneo José López Martín. Ante un lleno, ‘Rovira’ lució sus grandes cualidades como lidiador, dio seis estocadas al primer viaje, cortó cuatro orejas y salió a hombros del coso titular del mundo, consumándose una de las grandes hazañas en la historia venteña. El rival acérrimo del diestro sudamericano era Luis Miguel Dominguín. Casualmente, los hijos de ambos se convirtieron en célebres artistas: Miguel Bosé y Emmanuel. ‘Rovira’ murió en Cuernavaca el 4 de junio de 2007.

Pérdida. Falleció a los 91 años el contador público Jesús Dávila Medina, uno de los mejores jueces en la historia de la Plaza México.

Nacido en Aguascalientes el 7 de septiembre de 1924, fue novillero y aficionado práctico, antes de presidir 320 festejos como autoridad. Debutó en el biombo de La México el 11 de julio de 1971 durante una novillada en la que actuaron José Luis Velázquez (hijo de Antonio, el valiente torero leonés), José García ‘El Charro’ y José Ángel Adame, con novillos de Boquilla del Carmen. Se despidió del palco el 27 de septiembre de 2001. Dos de sus anécdotas más recordadas son cuando fue herido por un novillo de Coaxamalucan en las corraletas de la Plaza México en 1977 y cuando le echó los cabestros a Manolo Martínez, luego de enviarle los tres avisos al regiomontano en el ruedo de Insurgentes el 20 de enero de 1974. Recuerdo que Manolo se tuvo que tirar de cabeza espectacularmente para no ser arrollado por uno de los bueyes.

El querido Chucho dejó un libro repleto de anécdotas: Mi vida en los toros’. En algunas ocasiones diferimos en cuanto al criterio de premiación a los toreros, pero siempre tuvo finura y buen talante a la hora de intercambiar puntos de vista. Si todavía queda algo de sensibilidad entre los ‘usías’ del embudo de la colonia Nochebuena, después del paseíllo de hoy deberá ordenarse un minuto de aplausos a su memoria.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios