La nueva tv deportiva

Gerardo Velázquez de Léon

Iniciamos un profundo compromiso con mi nueva casa EL UNIVERSAL. Generar información veraz y oportuna para nuestros lectores, potenciar redes sociales y contribuir con pasión y entrega, a seguir siendo el medio de comunicación más importante de este país. Este equipo de trabajo buscará ir más allá de lo que ya de por sí es noticia. Agradezco a Juan Francisco Ealy Ortiz, presidente ejecutivo y del consejo de administración; Juan Francisco Ealy Jr., director general; Francisco Santiago, David Aponte, Carlos Benavides y a todo el equipo de Deportes de esta casa editorial que me ha abierto las puertas.

Abrir este espacio antes de la final del Clausura 2017 suponía escribir del tema futbolístico y de las posibilidades de cada uno de los contendientes, con los Tigres como favoritos. Pero el anuncio que realizó Azteca Deportes la mañana de ayer ha hecho que el tema de la transmisión de este partido de ida cobre otra relevancia.

Ejercicio sano, que se produce después de que compartieron la pelea de Saúl Álvarez y Julio César Chávez, y que ahora se escala a la final del balompié mexicano. Ya será cuestión de los aficionados elegir por qué canal verán este partido según sus preferencias. No son los primeros acontecimientos deportivos que se realicen en “simulcast” vendrán muchos más.

No debe entenderse como un pago de favores. Desde hace un tiempo, ambas televisoras han pensado en realizar un modelo de negocio en el que bajen los costos de producción y optimizar los altos costos de los derechos de transmisión. Es decir, ser socios comerciales para mantener la calidad, darle a la audiencia la oportunidad de elegir a los narradores y los accesorios que realizan para un partido del futbol.

La cantidad de gastos que las televisoras realizan para la producción de un partido de futbol es millonaria y en la mayoría de las ocasiones incosteable, a pesar de los patrocinios que tienen. Así que la transmisión simultánea de la final entre Tigres y Guadalajara puede ser el primer paso para el futuro de la televisión mexicana, al menos en deportes.

No nos espantemos si en algunos meses o años, la mayoría de los equipos de la Liga comparten sus transmisiones y no solamente con la televisión abierta, sino que se incluyan a más plataformas con tal de recuperar los costos que tienen por la realización de los mismos.

Lo de este jueves, como fue también el Clásico entre América y Guadalajara en la Copa MX, es una oportunidad para conocer los alcances de este modelo de negocio en el que los más beneficiados son los aficionados, quienes tendrán la oportunidad de elegir por qué canal o a qué narrador quieren escuchar. Ojalá que esto realmente sirva para una apertura en los medios de comunicación y las posibilidades que tienen respecto a la transmisión simultánea de los juegos.

Todos buscan ganar más, pero lo que deben entender es que ya no pueden ser tan cerrados y abrirse a una nueva forma de hacer televisión deportiva.

 

[email protected] universal.com.mx

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios