Suscríbete

La imaginación dispone de todo

Javier Vargas

En el ajedrez existe una enramada interior esencialmente imaginativa que se hace real por obra del maestro

El juego ciencia estimula la imaginación. La filosofía ha concluido que si la realidad tiene sentido es porque el ser humano puede imaginar y crear cosas que la trascienden, como la poesía o la música. De ahí que el arte, la cultura en general, son puentes para traspasar la finitud de lo real. Por eso el poeta argentino Roberto Juarroz propuso, “imaginar una lámpara hasta encenderla”. En el ajedrez, la imaginación hace una síntesis de los elementos objetivos (la posición que está a la vista) y los subjetivos (los que se vislumbra hacia el horizonte de la contienda), para producir una nueva estructura vivencial, esto es, imágenes cuyo objetivo último es dar jaque mate al rey del adversario. En rigor, en el sentido etimológico del término, la imaginación es una representación, es decir, una nueva presentación de imágenes.

La capacidad de cálculo, de análisis y de síntesis suponen una aptitud imaginativa capaz de dar forma, coherencia y sentido a lo que se pretende. Según el maestro argentino Luciano Cámara, “En el ajedrez existe una enramada interior esencialmente imaginativa que cobra forma por obra del maestro. Las variantes y sus ramificaciones, las imágenes de mate, el dibujo de una estrategia, las figuraciones tácticas pugnan por salir del tablero. El maestro sintetiza ese cúmulo de imágenes, con sus recuerdos y estudios, y luego procura darle forma en un orden económico de jugadas”.

En el deporte ciencia, la imaginación permite ir de lo visible a lo invisible y viceversa. Esto se relaciona con los conocimientos y la memoria que, combinados, conciben secuencias y combinaciones que llevan a una meta. El poeta francés Louis Charles Alfred de Musset (1810- 1857) dijo: “La imaginación abre a veces unas alas tan grandes como el cielo en una cárcel tan pequeña como la mano”. Es más, el matemático y teólogo francés Blaise Pascal (1623- 1662) sostuvo: “La imaginación dispone de todo; crea belleza, justicia y felicidad, que es el todo del mundo”.

Partida de la última ronda de Torneo Tata Steel. Tras una tensa batalla de posiciones, las blancas crean un peón pasado, presionan, obtienen ventaja decisiva e imponen la rendición.

Blancas: Fabiano Caruana (2787)

Negras: Loek Van Wely (2640)

Wijk aan Zee, Holanda, enero 30 de 2016

Defensa siciliana, variante Najdorf (Eco B90)

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.f3 e6 7.Ae3 b5 8.Dd2 Cbd7 9.g4 h6 10.0–0–0 Ab7 11.h4 b4 12.Ca4 Da5 13.b3 Ae7 14.Th3 Cc5 15.a3 Tc8 16.axb4 Cxb3+ 17.Cxb3 Dxa4 18.Rb2 d5 19.Ac5 Dd7 20.g5 hxg5 21.hxg5 Txh3 22.Axh3 Ch7 23.f4 Dc7 24.Axe7 Rxe7 25.Cc5 a5 26.g6 Cf6 27.e5 Cd7 28.Cxd7 Dxd7 29.f5 Tc4 30.f6+ gxf6 31.exf6+ Rd6 32.Dh2+ Rc6 33.g7 Dd8 34.De5 Ac8 35.b5+ Rb7 36.Tg1 Db6 37.g8=D, rinden negras, 1-0.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios