En pos de la paridad de género

Editorial EL UNIVERSAL

La paridad de género sigue siendo un asunto pendiente en el ámbito político de nuestro país. Por ello, en febrero pasado el Instituto Nacional Electoral (INE) determinó que los partidos políticos postularan a partir de entonces a 50% de mujeres para las alcaldías y los Congresos locales.

Como resultado de la promulgación de la ley de paridad de genero, y pese a las reticencias iniciales de algunos partidos, que llevaron a la intervención del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la fuerza política femenina se multiplicó en los pasados comicios del 5 de junio, al ganar las candidatas 223 puestos de elección popular contra cerca de 80 que obtuvo en la jornada electoral de 2013.

Concretamente, y como da cuenta hoy este diario, al menos 124 mujeres se preparan para ejercer como presidentas municipales y 99 como diputadas locales de mayoría relativa.

Sin duda una cifra menor si se considera que fueron 675 puestos de elección popular los que se disputaron en la pasada jornada electoral. No obstante, es asimismo una buena noticia, si se toma en cuenta que la cifra supone un considerable avance en comparación con las elecciones de 2013, cuando sólo 33 candidatas resultaron electas para alcaldesas y menos de 50 para diputadas.

Es significativo además que de todos los estados que tuvieron elecciones para presidencias municipales, sólo Hidalgo y Oaxaca no cumplieron la paridad en la totalidad de sus planillas. Por otro lado, de los 11 estados que renovaron su Poder Legislativo, todo apunta a que Chihuahua y Zacatecas tendrán más mujeres que hombres, mientras que en Aguascalientes, Durango, Chihuahua, Hidalgo, Quintana Roo y Sinaloa tendrán entre 40 y 45% de diputadas. Una circunstancia histórica.

En Quintana Roo, uno de los estados que causó más sorpresa, las mujeres conquistaron 48% de todos los cargos de elección popular. De acuerdo con información del Instituto Electoral de Quintana Roo, las mujeres ganaron 5 de las 11 presidencias municipales, 6 de las 11 sindicaturas, 57 de 117 regidurías, mientras que la próxima Legislatura estará integrada por 11 diputadas y 14 diputados. Es decir, casi se alcanzó plenamente el ideal de paridad de género.

Sin embargo, no debe olvidarse que este avance en la paridad en varios estados, que no en todos, en los que se realizaron elecciones el 5 de junio pasado es resultado de una norma restrictiva, que si bien pugna por el respeto a los derechos humanos y políticos de las mujeres, evidencia al mismo tiempo la ausencia de una cultura de la equidad y un machismo aún muy arraigado entre los mexicanos, no sólo en la política, sino en todos los ámbitos de la vida cotidiana. Habrá que estar alertas, además, de que todas estas mujeres efectivamente lleguen a ejercer sus funciones y permanezcan en ellas.

En el tema de la paridad de género, a nuestra sociedad y a nuestras instituciones todavía les falta mucho por recorrer.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios