Suscríbete

Presupuesto, obra pública y transparencia

Carlos F. Matute González

En el presupuesto de 2015, el INE tiene autorizado en el capítulo de inversión un monto de 723.5 millones de pesos y para 2016 está solicitando 743.9

La construcción de la nueva sede del INE es una noticia que obligó a su consejero presidente, Lorenzo Córdova Vianello, a explicar a la opinión pública la conveniencia de una obra pública con las características siguientes: el proyecto tiene un monto aproximado de 1,100 millones de pesos (942 millones de obra y el resto de servicios relacionados con la misma); 56 mil metros cuadrados, a una razón de 16.8 miles de pesos por metro cuadrado; un ahorro de 80 millones de pesos anuales, por rentas de 9 inmuebles en el DF, que representa el 8% del gasto total de inversión y 2.6% del gasto anual en servicios generales; 43 mil metros cuadrados de oficinas y  2 mil 400 de una plaza con jardín; y el edificio albergará a 3 mil 210 trabajadores en el complejo Tlalpan, con una media de 13.4 metros cuadrados de oficina por persona.

Los datos son fríos y la justificación  de una nueva sede va más allá de los costos y ahorros asociados con la misma, lo que provoca que sea necesariamente parte del debate público, que es propicio en el momento en que se lleva al cabo el proceso de aprobación del presupuesto en la Cámara de Diputados. Esta es una de las ventajas de la transparencia, ya que permite que la sociedad en su conjunto conozca de la procedencia, pertinencia y esfuerzo económico que implica la realización de una obra pública. En el presupuesto de 2015, el INE tiene autorizado en el capítulo de inversión un monto de 723.5 millones de pesos y para 2016 está solicitando 743.9.

La regulación de la obra pública en el INE se somete a lo dispuesto en el artículo 134 constitucional por lo que debe llevarse a cabo siguiendo los principios de economía, eficiencia, eficacia, transparencia y honestidad así como realizarse por medio de licitación pública, tanto en lo relativo a la elaboración del proyecto ejecutivo (servicio relacionado con la obra pública) como en la ejecución de la misma, con el propósito de conseguir para este Órgano Autónomo Constitucional las mejores condiciones de precio, calidad, condiciones de financiamiento y demás circunstancias. Sin embargo, la Ley de Obra Pública y Servicios Relacionados con la Misma no es aplicable, conforme a lo dispuesto en su artículo primero, por lo que, el INE emitió el Reglamento del Instituto Federal Electoral en Materia de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas, que deriva directamente de la Constitución, llevando a cabo una facultad legislativa.

La Cámara de Diputados en breve determinará la conveniencia de la construcción y, en su caso, lo incluirá dentro del presupuesto autorizado que, por su naturaleza, será plurianual ya que una obra de ese tamaño no se puede concluir en un plazo de 12 meses (la etapa de planeación y elección del contratista no son inferiores a seis meses). El esquema de contratación puede ser precios unitarios o precio alzado, el de financiamiento directo o a través de un fideicomiso público no entidad, la supervisión de la obra directa o contratada con un tercero, entre otros aspectos técnicos relevantes.

El consejero presidente insistió en que el proceso en su conjunto se someterá a los principios de transparencia y ejercicio correcto de los recursos. Si bien es cierto que el INE es una de las instituciones que, desde hace años, hace públicas todas las actuaciones relacionadas con las adjudicaciones, servicios y obras públicas, incluso difunde en los medios electrónicos las versiones estenográficas de los comités correspondientes, es pertinente hacer más.

Este tipo obras, que forman parte del debate público por su impacto en la vida republicana, son revisadas con lupa por la sociedad civil y es conveniente actuar en consecuencia. Conforme al principio de máxima publicidad en materia de transparencia, respecto a la construcción de la nueva sede de la Auditoría Superior de la Federación (proyecto en dos etapas presupuestado en 995 millones de pesos), la información está en un micrositio que la misma entidad de fiscalización puso a disposición de la población en donde se presentan los datos sobre la obra, incluyendo: proyecto ejecutivo, programa de ejecución y el avance físico financiero. Este sitio puede enriquecerse con una versión ciudadana, es decir, una explicación breve y sencilla sobre lo que se va a realizar, el recurso asignado y los avances. Presupuesto, obra pública y transparencia son conceptos que ya no se pueden explicar aisladamente.

Profesor del INAP

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios