Resbalones, reemplazos y recortes

Alberto Aziz Nassif

Prácticamente no hay día sin una novedad, pero no hay noticias positivas que despierten algún atisbo esperanzador, sino que continúa la narración de un gobierno que no atina a dar en el blanco. El grave error estratégico de la visita del güerito racista —que juega al político— se ha prolongado en los movimientos del gabinete. El veneno que desparrama el xenófobo deja muy mal parado al gobierno de Peña Nieto, que ahora provocó un alejamiento de la candidata demócrata, que no quiere saber nada de una visita a México. En México 88% piensa que fue una mala decisión (EL UNIVERSAL, 12/IX/2016).

Después de la visita de Trump, Peña Nieto decidió mover a su hombre de confianza, con lo cual modificó su equipo y afectó la sucesión presidencial. ¿La salida de Videgaray fue por el deterioro económico más el error diplomático o sólo por este último? La respuesta no la sabremos, pero más allá de las especulaciones, el resultado fue un aterrizaje forzado: un cambio de secretario de Hacienda 24 horas antes de presentar el paquete económico al Congreso, no suena como una decisión meditada, sino como una urgencia.

Del resbalón diplomático llegamos al reemplazo que puede sonar muy aparatoso, pero en realidad todo queda en la misma mentalidad económica. Meade hará prácticamente lo mismo que su antecesor, al que le entregó la Secretaría en 2012 y que ahora se la regresa casi cuatro años después. El nuevo secretario de Hacienda, una suerte de “bueno para todo” (ha estado en Energía, Hacienda, Sedesol y Relaciones Exteriores), es tan confiable que fue casi el único que defendió el resultado del resbalón diplomático y dijo que “México ganó con la visita de Trump” (EL UNIVERSAL, 7/IX/2016). Después del error, Peña se colocó en el lugar del incomprendido y nos recetó esa frase de que algún día se entenderá que todo lo que hizo fue por el bien del país. La salida fácil de que los gobernados no entendemos al gobernante, resulta otro resbalón. A pesar de que Hacienda se llevó los reflectores, el otro movimiento enciende las alertas porque la llegada de un operador político a Desarrollo Social no es una buena noticia para una competencia electoral con equidad; posiblemente vendrá un uso más intensivo de los programas sociales con fines electorales. El arribo de Miranda en Sedesol tendrá como objetivo inmediato la próxima elección en el Estado de México. El PRI jugará todas sus cartas para conservar este territorio, porque si lo pierde, se le complicaría muchísimo el 2018.

A pesar de la sintonía entre Meade y Videgaray, no se puede dejar de lado que en estos años ha cambiado mucho el panorama económico, sólo hay que ver los grandes trazos del presupuesto, los recortes y las jerarquías, para reconocer el negro escenario que se anuncia para 2017. Algunas claves apuntan hacia la deuda del sector público que pasa de 36.4% en 2012 a 46.3% en 2016, esos 10 puntos porcentuales llevaron a la calificadora Standard & Poor’s a cambiarle la nota a México de estable a negativa (El Economista, 9/IX/2016).

En 2017 se hará el mayor recorte del sexenio, porque ya se han realizado otros anteriormente. La tijera alcanzó la cifra de 239 mil 700 millones de pesos que afecta de manera muy importante a Pemex (155 mil mdp), educación (SEP 37 mil mdp), comunicaciones (SCT 27 mil mdp), salud (10 mil mdp). Para la ciencia y la tecnología que maneja el Conacyt el recorte será de más de 7 mil mdp (23.3%) y a la cultura se le quita un 30.7% (EL UNIVERSAL, 9/IX/2016). Los criterios de estabilidad apuntan a un incremento en el pago de la deuda, el más alto en 16 años, (EL UNIVERSAL, 12/IX/2016). Pero en este panorama hay algunos que aumentan su gasto como el Poder Judicial en un 14.8% y el Poder Legislativo en un 3.6%, parece que todavía quedan privilegiados. También se calculó el dólar a 18.20, el barril de petróleo en 42 dólares, la inflación en 3% y el crecimiento entre 2.5 y 3%. Sin embargo, veremos la corrección acostumbrada de bajar la expectativa de crecimiento.

La resistencia de Peña Nieto para salir de sus inercias y revertir un poco la reprobación social, resulta impresionante. En lo que falta del sexenio ¿seguirán más resbalones, reemplazos y recortes?

Investigador del CIESAS

@AzizNassif

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios