El mundo extravagante de Dubái

El Burj Al Arab es el único hotel en el mundo con siete estrellas. (Foto: Istock)
Destinos 16/09/2017 19:30 Marco Beteta/ Un mundo de sentidos Actualizada 04:34

Este emirato ha logrado una vida inconcebible y ostentosa en medio del desierto

The World es un archipiélago de 300 islas artificiales. (Foto: Istock)

The World es un archipiélago de 300 islas artificiales. (Foto: Istock)

El Bab Al Shams es un resort de lujo en un oasis, a 40 minutos de Dubái. (Foto: Istock)

El Bab Al Shams es un resort de lujo en un oasis, a 40 minutos de Dubái. (Foto: Istock)

Si algo caracteriza a Dubái es el reflejo de un estilo de vida donde tradición, modernidad, lujo, sofisticación, mar y desierto se unen en un destino cosmopolita, favorito entre viajeros de negocios y placer up scale.

PARA CONOCER

Antiguamente era “la ciudad de los mercaderes”. Afortunadamente, el Old Dubai, su centro histórico, conserva gran parte de sus raíces. Sus atractivos incluyen el distrito de Bastakiya y el Fuerte Al Fahidi, extraordinaria construcción que ocupa el Museo de Dubái.

Cercanos y no menos interesantes son la Casa del Jeque Saeed Al Maktoum; la atalaya Burj Nahar, en los jardines de Deira; Hatta, en las montañas de Hajjar, es una población del siglo XVI, notable ejemplo de la arquitectura típica de un pueblo del desierto construido a base de piedra y adobe. Recomiendo ir a Shindagha, pintoresca villa de artesanos, ceramistas, tejedores de alfombras y buscadores de perlas.

En contraste, el Dubái moderno ofrece enormes rascacielos, campos de golf, resorts, marinas y desarrollos inmobiliarios como el famoso The World, archipiélago de 300 islas artificiales; Dubai Marina; el parque tecnológico Internet City; el parque temático de entretenimiento Dubailand y la trilogía de las islas Palm: Jumeirah, Deira y Jebel Ali.

Además de recorrer la ciudad, visitar el santuario de aves Khor Dubai, practicar algún deporte —patinaje sobre hielo, esquí en arena, carreras de camellos—, el shopping es quizá una de las mejores experiencias de este emirato, pues tiene el plus de una tasa de impuestos a los artículos de lujo mucho menor al de otras ciudades. Grandes marcas, casas de alta costura y célebres diseñadores conviven junto a los exóticos y tradicionales zocos. Entre éstos, el de Deira es, por mucho, uno de los más populares, ideal para adquirir piezas artesanales de oro.

DE SIETE ESTRELLAS

Emblemático y todo un must es el Burj Al Arab. Sus más de 200 suites con servicio de concierge, mayordomo y check-in en cada piso, fantástico spa y tres restaurantes catalogados entre los mejores del emirato —Al Muntaha, de cocina mediterránea; Al Iwan, de cocina del Medio Oriente, y Al Mahara, famoso por su espectacular acuario y cocina del mar—, lo han colocado como símbolo distintivo de Dubái y el único hotel en el mundo con siete estrellas.

LUJO ENTRE DUNAS

Si quieres vivir una experiencia en el desierto, entonces la recomendación es Bab Al Shams, resort de lujo en un oasis a 40 minutos de Dubái. Además de spa y varias actividades, integra al excepcional restaurante Al Hadheerah, espacio al aire libre ambientado al más puro estilo de un pueblo del desierto y en donde cada noche se sirve un buffet árabe de primera, con música tradicional en vivo y show de belly dancer.

Comentarios

 

Video