"Los intelectuales deben estar lejos del poder y criticar lo que está mal en el poder": Malva Flores

La poeta y ensayista, reconocida por su libro Estrella de dos puntas, Octavio Paz y Carlos Fuentes: crónica de una amistad, dice que un país democrático debe propiciar la crítica

"Los intelectuales deben estar lejos del poder y criticar lo que está mal en el poder": Malva Flores
Malva Flores, Premio Xavier Villaurrutia 2020. Foto: CORTESÍA DAVID MEDINA PORTILLO
Cultura 05/05/2021 02:10 Yanet Aguilar Sosa Actualizada 09:20
Guardando favorito...

Malva Flores, la poeta y ensayista que obtuvo esta semana el Premio Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores 2020 por su libro “Estrella de dos puntas, Octavio Paz y Carlos Fuentes: crónica de una amistad” (Ariel, 2020) —que había ganado el Premio Mazatlán de Literatura—, asegura que en México necesitamos la presencia de intelectuales para defender la libertad de pensamiento y “la libertad de todos los que queremos que a este país le vaya mejor”.

El jurado del Premio Villaurrutia, conformado por Angelina Muñiz-Huberman, Enrique Serna e Ignacio Solares, le concedió el galardón “en reconocimiento al inteligente enfoque crítico de su estudio y al minucioso trabajo de investigación que realizó con imparcialidad y agudeza para reconstruir la historia de la amistad entre dos grandes figuras de la literatura mexicana del siglo XX”.

En entrevista, la escritora nacida en 1961 dice que “los intelectuales deben estar lejos del poder porque están para criticarlo y criticar lo que está mal”, y revalora la figura del intelectual en tiempos donde muchos son cuestionados por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

La autora de “Viaje de Vuelta. Estampas de una revista”, trabaja en un libro sobre la revista “Plural”, de Octavio Paz, nacida precisamente hace 50 años.

También lee: Otorgan a la poeta y ensayista Malva Flores el Premio Xavier Villaurrutia 2020

cult_malva_flores_estrella_de_dos_puntas_125328197.jpg
Estrella de dos puntas (Ariel, 2020) ha ganado los premios Mazatlán y Villaurrutia. Foto: CORTESÍA

 
¿Paz y Fuentes son ejes de la cultura del siglo XX?

La importancia del libro es sólo resultado de la gran importancia de Fuentes y de Paz como nuestros escritores centrales del siglo XX, y lo serán por buen tiempo más; es muy importante que lo sepamos reconocer.

¿Su libro ilumina una gran época de la vida intelectual de México?

Fue una vida extraordinaria no sólo en México, después de la Segunda Guerra Mundial Hispanoamérica se convierte también en un foco cultural y en ello están presentes estos dos protagonistas de la cultura y de la historia mexicana, al escribir el libro me causó una gran emoción pero también tristeza ver que habíamos perdido ese ímpetu intelectual o ese ímpetu de defensa de las ideas tanto políticas como artísticas.

¿Qué pasó, por qué hay una ausencia de intelectuales de ese tamaño?

Es difícil saber qué es exactamente lo que pasó. Tuvimos dos intelectuales tan extraordinarios como Paz y Fuentes con una capacidad de convocatoria tan grande y eso nos falta, y por otro lado la emergencia de los opinadores es mucha; de hecho todos ya somos opinadores.}

También lee: Gana Malva Flores el Premio Mazatlán 2021 por "Estrella de dos puntas"

Paz y Fuentes tejieron una red intelectual e ideológica, ¿dónde nos perdimos?

Esta red comenzó mucho tiempo atrás, no podemos olvidar al maestro Alfonso Reyes, muy curioso cómo ahora se desprecia la idea del mestizaje; estos intelectuales como Vasconcelos, Reyes, Martí y tantos otros intelectuales abogaron fue justamente por creer que éramos capaces de resolver nuestras diferencias y que éramos una entidad mayor que no se definía por sus diferencias sino por las cosas que nos unían, y eso se nos ha olvidado también.

¿Una coexistencia respetuosa, como decía Fuentes?

Sí, parece que estamos en un campo de batalla permanente donde nos fijamos hasta en el color de las uñas para saber que somos distintos del otro y no que somos parecidos al otro. Eso es lo que rescataría de estos dos grandes escritores, la idea de que era posible que nos viéramos en el otro.

También lee: "La literatura, la pasión compartida por Paz y Fuentes"

¿Los intelectuales son vitales para la vida política y pública de México?

La importancia de los intelectuales es central; durante un tiempo los olvidamos y ahora necesitamos estos personajes capaces de incidir en nuestro pensamiento porque tienen más armas intelectuales que nosotros; se está regresando a la crítica no por una causa de alegría sino porque la situación así lo exige, la presencia de intelectuales valiosos y sensibles para defender la libertad de pensamiento y la libertad de todos los que queremos que a este país le vaya mejor.

“Siempre ha existido la crítica, pero ahora ha sido más necesaria y esa urgencia ha hecho que reviva la necesidad de expresar críticas más puntuales y permanentes"

Paz aprobó la política de Salinas de Gortari, Fuentes fue cercano a Echeverría ¿qué relación debe asumir el intelectual con el poder?

Tanto Paz como Fuentes tuvieron una enorme cercanía con el poder, creo que se equivocaron ambos, pero lo que me parece más importante es saber que existen intelectuales que son capaces de reconocer su error, lo hizo Paz, eso es muy importante, todos nos podemos equivocar pero creo que no todos lo podemos reconocer.

¿Los intelectuales deben estar lejos del poder?

Personalmente pienso que los intelectuales deben estar alejados del poder porque están para criticarlo y criticar lo que está mal; para mí es importantísimo que la figura del intelectual vuelva a tomar el peso que tuvo en otros momentos, para que tengamos un vocero de la sociedad frente al poder.

Mucho del pensamiento de Paz y Fuentes estuvo en las revistas ¿son el gran foro de las ideas?

No solo las revistas también los suplementos literarios tuvieron un papel importantísimo en la búsqueda, por ejemplo, de la democracia en México, y también de la expresión de distintas formas artísticas y literarias; es esencial que revitalicemos a las publicaciones periódicas, yo sé que el tiempo de ahora es el tiempo del internet pero tiene que haber maneras en que podamos regresar al tiempo en que las revistas eran el centro de la conversación.

También lee: Secretos de Paz, Garro, Rulfo y Toledo, narrados por Aridjis

¿Aunque “molesten” al Presidente?

Su existencia ha sido severa e injustamente cuestionada, eso nos hace ver que necesitamos más revistas y que necesitamos más personas que critiquen al poder, porque sólo así podemos ser una verdadera democracia.

¿Por qué el desprecio a los intelectuales?

Creo que la verdad no peca pero incomoda y a veces esta incomodidad llega a la exasperación del poder. Cuando uno dice verdades que al Presidente no le gusta que se sepan entonces existen varias formas de responder, una es admitiendo los posibles errores y otra es descalificando la crítica; en un país democrático no se debe descalificar a la crítica, se debe propiciar.

¿Nos hacen falta intelectuales, conciencias sociales, voces críticas?

Yo creo que hay intelectuales importantes en México por supuesto, no con la capacidad de convocatoria que tuvieron Paz y Fuentes, pero todo puede mejorar.

¿Hemos perdido la crítica?

No es que se haya perdido la crítica, es que no había una urgencia tan inmediata de demostrar el disenso, siempre ha existido la crítica, pero ahora ha sido más necesaria y esa urgencia ha hecho que reviva la necesidad de expresar críticas más puntuales y permanentes.

También lee: Fallece el escritor Emiliano González, pilar de la literatura fantástica mexicana

¿Augura más rispidez desde la presidencia hacia los intelectuales y hacia las voces críticas?

Así parece, pero siempre hay que buscar la verdad.

¿Hoy nos sentimos ciudadanos del mundo pero en la última mitad del siglo XX había lazos más intensos de intercambio cultural?

Es muy cierto eso y es muy impresionante para mí darme cuenta de que creemos que estamos en el mundo porque las redes sociales o internet nos tienen al tanto de todo en un segundo, pero creo que nos hemos convertido en una aldea muy chiquita y justamente lo que estos dos grandes escritores pretendían era que saliéramos de la aldea.

¿Le sorprende la recepción de este retrato intelectual de Paz y Fuentes?

Ha sido una experiencia muy impresionante para mí porque nunca había recibido este tipo de atención, yo estoy particularmente agradecida con los editores de Planeta porque creyeron en el libro, se arriesgaron a publicarlo, es un libro grande, pensaba ¿a quién le podría ya importar algo que pasó en la última mitad del siglo pasado? Estoy muy sorprendida de la recepción que ha tenido, creo que es lo que más me ha sorprendido en la vida.

También lee: Enrique Serna gana el Villaurrutia

Malva Flores

Poeta y ensayista 

* Nació en la Ciudad de México, en 1961.

* Doctora en Letras mexicanas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

* Ha publicado Casa nómada, El ocaso de los poetas intelectuales y Viaje de Vuelta. Estampas de una revista.

* Ha recibido el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes 1999, el Premio de Ensayo Literario José Revueltas 2006, el Premio Mazatlán de Literatura 2021 y el Premio Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores 2020.

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios