Delfos celebra 25 años de crear en la danza

Habrá dos funciones con propuestas recientes; destaca la participación de un niño bailarín en En algún lugar

Ensayos del programa “Habitat danza y consciencia” de la compañía Delfos Danza Contemporánea
El pequeño Pablo Leal, de Mazatlán, será parte de la función del 4 de agosto en el Centro Cultural Roberto Cantoral (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)
Cultura 02/08/2018 00:20 Alida Piñón Actualizada 00:20

[email protected]

La compañía Delfos Danza Contemporánea celebrará 25 años de trayectoria con dos funciones. 

La primera es hoy 2 de agosto a las 20:00 horas en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, con un programa titulado Estado Latente, con obras de los coreógrafos Claudia Lavista y Víctor Manuel Ruiz. Y la segunda, el 4 de agosto, en el Centro Cultural Roberto Cantoral, con la obra En algún lugar, en la que participa Pablo Leal, un niño de ocho años que forma parte del programa “Habitat danza y consciencia”, que la compañía desarrolla desde hace 10 años en colonias vulnerables de Mazatlán, ciudad con un alto índice de drogadicción, violencia, prostitución y narcomenudeo.

Respecto a esta segunda función, Víctor Manuel Ruiz aseguró que fue un reto trabajar con Pablo, un niño que forma parte de Habitat desde hace dos años.

“Es un proyecto muy integral, porque nosotros dirigimos una Licenciatura en Danza en Mazatlán, que es la Escuela Profesional de Danza, por lo que es muy interesante que los propios alumnos sean los maestros de ese programa social y se arma una cadena interesante de conocimiento. En estos 25 años quisimos integrar todos nuestros deseos y amores como proyectos, que son tres: la compañía, la escuela y el proyecto social”, explicó Lavista.

Sobre la función en Bellas Artes, la codirectora de la compañía radicada en Mazatlán indicó que el programa está conformado por Concierto barroco, de Ruiz, una pieza inspirada en los coreógrafos George Balanchine y Paul Taylor. Proa, de Lavista, la cual trabaja desde hace un año y de cuya plataforma se desprenden muchas versiones con distintos compositores, castings e incluso duración y formatos y es una reflexión sobre las trayectorias que emprendemos como seres humanos hasta llegar a tomar decisiones trascendentales para la vida.

Y Manglar, también de Ruiz, que explora a la humanidad desde diferentes aspectos: la violencia, el consumismo y la individualización del ser humano. “En todas las épocas han existido los mismos problemas, prejuicios y atrocidades, y Manglar es una reflexión sobre el paso del tiempo, la violencia y el consumismo excesivos”, dijo el coreógrafo.

“Cuando celebramos 20 años hicimos una retrospectiva, ahora no quisimos hacer lo mismo, no quisimos presentar trabajos viejos y todas las obras tienen menos de un año de creadas. Decidimos celebrar 25 años con lo que somos hoy, con lo que estamos haciendo en este momento y lo que queremos hacer en el futuro. Este programa cierra un ciclo y abre otro”, indicó Lavista.

Delfos fue fundada en 1992, cuenta con un repertorio de más de 70 obras coreográficas y ha viajado a 23 países de cuatro continentes; su escuela ha graduado a 17 generaciones de creadores escénicos.

“Delfos sigue siendo un corazón que late, que tiene vida”, añadió la coreógrafa.

Comentarios