La realidad nos ahoga

Paola Rojas

La solución para revertir el calentamiento global, coinciden todos los expertos, está en el uso de energías limpias como la eléctrica e incluso la nuclear

El huracán Harvey es ya uno de los fenómenos naturales más destructores en la historia de Estados Unidos. Los huracanes son complejos y hasta caprichosos. Son muchos los factores que determinan su magnitud. Pero los científicos han insistido en que el calentamiento del planeta aumenta las posibilidades de tener lluvias extremas, con todos sus efectos devastadores.

Diarios como el New York Times o el Washington Post han destacado en estos días la probable relación entre el calentamiento global y las afectaciones en Houston. En contraste, el portal de extrema derecha Breitbart dice que los activistas usan a Harvey para golpear a Trump. “Solo persiguen intereses políticos y quieren imponer su agenda de combate al cambio climático”. Y mientras EU decide qué versión de la realidad creer, el planeta, ese en el que tratamos de sobrevivir todos, se inunda y se calienta.

No puede decirse con certeza que el cambio climático haya hecho a Harvey tan fuerte. Lo que es un hecho es que hay más humedad en la atmósfera. Lo que es también un hecho es que el tiempo para hacer diagnósticos y delinear acciones se acabó. Hay que actuar ya. Ram Ramanathan, profesor en la Universidad de California en San Diego y  director del Centro de Ciencias Atmosféricas, asegura que, de seguir generando gases de efecto invernadero, en 15 años habremos alcanzado un calentamiento peligroso. En 35 sería ya catastrófico. Muy pocos podrían adaptarse. El 74% del planeta estaría en riesgo. Los aumentos de la humedad y de la temperatura serían mortales. Habría millones de personas expuestas a enfermedades. La migración de poblaciones enteras sería incontenible.

Ha habido muchos esfuerzos para disminuir las emisiones contaminantes. Algo se ha logrado. En la última década se ha frenado el aumento y se espera que en cuatro años dejen de crecer. Para lograrlo, deben cumplirse los compromisos internacionales alcanzados. Los más importantes están incluidos en el Acuerdo de París, ese del que Donald Trump decidió salirse.     Si bien el 60% de la contaminación es generada por los países más ricos, México ha sido un importante actor en este esfuerzo y ha asumido compromisos que están a la altura del problema. Pero hay un asunto que no debe perderse de vista. La solución para revertir el calentamiento global, coinciden todos los expertos, está en el uso de energías limpias como la eléctrica e incluso la nuclear. Ahí tendría que estar el foco de la Reforma Energética. Celebramos la llegada de inversión extranjera para explorar en aguas profundas sin pensar que para cuando eso se traduzca en la extracción de barriles de petróleo, los combustibles fósiles habrán calentado al planeta hasta hacerlo prácticamente inhabitable.

HUERFANITO. Algunos de los niños de Casitas del Sur estuvieron cautivos durante años en casas de miembros de una congregación. Luego de que los liberaron, acudieron a la PGR a declarar. Ahí les pidieron que guardaran silencio. Insisto con la pregunta que hice antes en este espacio: ¿por qué? Desde la Subprocuraduría de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad me piden paciencia. Prometen que responderán. Ahora, como todos sabemos, atienden otros temas.

 

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios