AMLO, el milagroso

Arlequín

Por: Arlequín

Ahora sí, ya nadie para el crecimiento y la trasformación del país. Mezquinos, conservadores, fifís y demás neoliberales ni le muevan, esto no solo es un cambio de régimen, una Cuarta Transformación Bolivariana, es también, una transformación milagrosa, a la que los ataques de la mafia del poder y los conservadores de izquierda y de derecha le hacen lo que el viento a Juárez.

Si usted, enemigo de la patria, no cree que su hora ha llegado y camina muy confiado pensando que el Presidente se va a cansar y las cosas volverán a ser como en aquellos días de las tinieblas priistas y panistas, sáquese los billetes de los oídos y escuche las palabras de la homilía mañanera del martes pasado.

“Lo que pasa es que se esmeraron en buscar destruir a Pemex como se esmeraron mucho en destruir al país con la política neoliberal, con la política de pillaje, pero afortunadamente, como una bendición ya cuando estaban por terminar la obra de destrucción sonó la campana, se llevó a cabo la elección del día 1 de julio del año pasado y la gente dijo: ‘Basta, va a haber un cambio, va a haber una transformación´. Eso es la salvación del país, eso que hicieron todos los mexicanos y eso mismo, porque con todo respeto, son muy mezquinos, les molesta a algunos. Por eso apuestan a que fracasemos. Se van a quedar con las ganas. Vamos a rescatar a Pemex y vamos a rescatar a México”, dijo con emoción y voz firme el presidente Andrés Manuel López Obrador.

whatsapp_image_2019-02-28_at_9.53.14_pm.jpeg

Así, o más claro. Mezquinos, esto ya se acabó. No más declaraciones patrimoniales a medias, no más empleos para los recomendados, se acabó el influyentismo. En la 4T Bolivariana no se miente, no hay compadrazgos, sáquese eso de su conservadora cabezota.

¿Qué dice usted? Que lo del departamento del secretario de Comunicaciones y Transportes en Houston que no declaró es una mentira. Que don Javier Jiménez Espriú mintió. Claro que no, está usted muy mal, es un mezquino. Ya don Javier explicó que su hijo fue el responsable, que él le regaló ese apartamento y que su muchacho no hizo lo necesario para cambiarlo de nombre, ya ve usted cómo son los hijos en estos tiempos. Qué diferente era antes, cuando quienes cuidaban a los chamacos eran sus abuelitos, eran niños obedientes, pero ahora, en la época de las estancias infantiles, los niños son ingobernables.

Pero, no nos desviemos. ¿Qué tiene que ver el olvido de un hijo con su malsana acusación de que Jiménez Espriú mintió? De qué han servido los esfuerzos de este Arlequín, cuantas veces le tendremos que decir a usted que un requisito para trabajar en el gobierno de la 4T Bolivariana es no mentir. Así que don Javier no puede estar mintiendo, pues si fuera así ya no trabajaría en el actual gobierno.

¿Qué dice usted? Que las designaciones en el Consejo Nacional para la Ciencia y Tecnología (Conacyt) de personas sin el perfil académico o con carreras universitarias truncas fueron por recomendación, por compadrazgo, por influyentismo. Claro que no, está usted muy mal, es mezquino y recontramezquino.

Doña Edith Arrieta Meza, quien fue designada como subdirectora en la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados del Conacyt, fue atacada por los conservadores por ser, decían peyorativamente, “una modista”.

1a_arrieta_meza_84496009.jpg

Para empezar, Arrieta Meza cursó la licenciatura en diseño de moda en la Universidad Janette Klein, así que no es una modistilla cualquiera ¿Usted conoce a detalle el programa de la prestigiosa (aunque eso sí, muy discreta) Universidad Janette Klein? ¿Está seguro que en esa carrera no se ven temas relacionados con la Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados? Si no lo sabe, entonces no critique, mezquino.

Al final, la mujer fue relevada del cargo, piense que su mezquindad le costó la chamba a una señora que quizá no tenga pomposos títulos, pero que tiene una fotografía abrazada con el presidente Andrés Manuel López Obrador, por lo tanto es honesta, y hoy en día no es sencillo encontrar gente honesta para reclutarla en el gobierno, eso en realidad es lo más importante, ya sobre la marcha podría haber aprendido lo que tuviera que aprender sobre la Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados.

De hecho, ante la escasez de personas honestas de nacimiento, la 4T ha tenido que reclutar a expriistas, expanistas, experredistas y alguno que otro líder sindical y varios pájaros de cuenta, pero que han sido sometidos a un proceso de “purificación” y acogidos bajo el manto bendito de Morena, y hoy en día son hombres y mujeres de bien y con honestidad y moralidad a prueba de balas que participan en la salvación del país.

Y si usted sigue con su mezquindad complicará que se consume pronto el milagro de la 4T. Pero tengan en cuenta que, con todo y su mala fe, no podrá impedir la salvación de México. Usted no lo sabe pero el presidente López Obrador fue al futuro y volvió y ya sabe que la 4T triunfó y que el país, y Pemex, se salvaron.

Milagro, purificación y salvación, las palabras más usadas de la 4T Bolivariana, laica y juarista.

ME CANSO GANSO: Los Ternuritas. Algunos, de plano, no alcanzan ni el grado de mezquinos. Ahora resulta que una parvada de aves de Corral quiere hacerle contrapeso al líder máximo de la 4T, quien de inmediato les endilgó el mote de “ternuritas”. Este grupo de contrapeso está destinado al fracaso rotundo, pues varios de sus integrantes se caracterizan por ser contra esto y contra aquello, pero lo único que nunca han sido son contra pesos, más bien van por los pesos y siempre acaban en las nóminas de partidos, en campañas políticas, en consultorías o cobran de los gobiernos estatales, son todo lo contrario, son pro pesos. ¡Ternuritas!

***Fotografías: Archivo / EL UNIVERSAL

Comentarios