Revive caso IUSA

Alberto Barranco

Seis meses después, colocado el escándalo en el anecdotario como uno más, indirectamente la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos encabezada por José Ángel Gurria, revive el caso IUSA/Conymed, acusadas de simulación para turnarse contratos de la Comisión Federal de Electricidad

El organismo le otorgó el martes al gobierno un documento cuyo título es más que explicativo: Combate a la colusión en licitaciones en México. Una revisión a las reglas y prácticas de licitaciones de la CFE.

El texto señala lo que a su juicio constituyen convocatorias al sospechosismo en la empresa que sigue dominando el espectro en materia de provisión de energía eléctrica al país, subrayando la necesidad de competencia real.

La CFE ya había sido blanco de recomendaciones del organismo en materia de licitaciones.

El escándalo derivó de una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, apuntando concretamente al abasto de medidores de consumo eléctrico.

Según ello entre 2013 y 2017, la principal fabricante de éstos, Industrias Unidas, Iusa, cuyo presidente y director general es Carlos Peralta Quintero, había creado un escenario de simulación vía la creación de una empresa de objeto similar denominada Controles y Medidores Especializados (Conymed).

Esta la encabeza Antonio Tort Rivera, hermano de la esposa de Peralta, Mariana.

Como apoderado aparece a su vez Andrés Tort Rivera, aunque a juicio del organismo denunciante, los hermanos podrían ser una sola persona, dada la coincidencia en sus fechas de nacimiento.

Lo interesante del asunto es que las firmas se habría turnado contratos de la hoy empresa productiva de Estado entre 2012 y 2016 por 11 mil millones de pesos.

La maniobra consistiría en presentarse a las licitaciones como competidores.

Aunque Conymed fue creada en 2011 fue hasta dos años después cuando empezó a pelear los contratos.

Al alud, mientras IUSA señalaba que si bien la firma del cuñado opera con licencias de ella, su producto no es idéntico al de ésta.

A su vez, la Comisión Federal de Electricidad negó haber favorecido a las empresas, dado que a las licitaciones concurren firmas sin distinción que cumplan con la normatividad.

Sin embargo, no hay un sólo paréntesis en que a alguna otra empresa se le haya adjudicado un contrato.

Denunciada la supuesta simulación en grado de colusión por un despacho jurídico contratado por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad ante la Comisión Federal de Competencia Económica, hasta hoy no hay respuesta de avance o siquiera de sí fue aceptada la denuncia.

La OCDE de la era Gurría se ha convertido en una suerte de garante moral frente a la desconfianza de la opinión pública en las licitaciones convocadas por instancias oficiales.

Así, se le contrató para supervisar los concursos para repartir contratos de obra en el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, aunque hasta hoy su tarea se ha constreñido a la creación de manuales.

La OCDE colocó en el tapete la exigencia de reglas para promover una competencia efectiva entre las firmas de telefonía frente a la magnitud de las firmas del magnate Carlos Slim, vía la revisión de las tarifas de interconexión. La pregunta es si las irregularidades señaladas requieren, ahora sí, investigación de fondo.

Balance general. De acuerdo con su propio cálculo, la matriz española de la constructora OHL México recibiría 2 mil 235 millones de euros por la compra del capital restante de OHL Concesiones por parte del fondo australiano IFM Global Infraestructura.

La transición, con una plusvalía de 50 millones de euros, le permitirá al adquirente operar 20 concesiones carreteras en España, Chile, Colombia, Perú y nuestro país.

En este caso estamos hablando del Circuito Exterior Mexiquense, el Viaducto Bicentenario, la Autopista Amozoc-Perote, Urbana Norte y Atizapán-Atlacomulco; el libramiento elevado de Puebla, la Supervía Poniente y el aeropuerto de Toluca.

El fondo se queda con 56% del capital de OHL México.

La operación sujeta al visto bueno de la Comisión Federal de Competencia Económica, le permitió a OHL Concesiones omitir una deuda bruta de mil 500 millones de euros.

Tras el anuncio la calificadora Moody’s subió la calidad crediticia de OHL a B3 con posibilidad de avance, en tanto Fitch Rating le colocó B+.

Otra zancadilla. Al asunto de las Denominaciones de Origen de los quesos producidos en la Unión Europea, se suma ahora otro obstáculo para cerrar la negociación para modernizar el Tratado de Libre Comercio de México con el bloque. La contraparte está planteando limitar las exportaciones de carne de bovino y equino procedentes del país, en afán de proteger a sus ganaderos.

El alerta lo colocó la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas.

Los envíos al extranjero de carne de bovino alcanzaron en 2016 un monto de 200 mil toneladas, de las cuales apenas 3% tenía proa hacia Europa.

Sí, pero no. Aunque a decir del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, hasta el momento se han resuelto ya dos de tres partes de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, quedan aún en la mira las partes sustantivas, es decir la mayoría de las “píldoras envenenadas” enviadas por la Casa Blanca.

Una de ellas es la pretensión de muerte súbita del acuerdo cada cinco años; otra la de elevar el contenido regional en la producción de automóviles a 70%.

La siguiente ronda, calificada de decisiva, se llevará del 22 al 28 de enero en Montreal, Canadá. La bitácora incluye el capitulo de reglas de origen, lo que implicaría la certificación del contenido regional, además de compras de gobierno y reglas fitosanitarias.

Compranet en la mira. Colocado como el gran orgullo del país en materia de transparencia sobre licitaciones públicas, la OCDE puso en entredicho al sistema electrónico Compranet al señalar que su información es limitada y de mala calidad.

La exigencia apunta a que se de cuenta de todas las etapas de los procesos para el otorgamiento de contratos públicos.

Adiós a Las Vegas. Durante el año pasado, colocado Donald Trump en el centro de la escena de la Casa Blanca, el flujo de turistas mexicanos a Estados Unidos disminuyó 6.7%.

La razón se inscribe en un abanico que alcanza desde protestas silenciosas por los ex abruptos del magnate-político contra nuestro país, hasta el malestar que provoca las largas filas para dar acceso a latinos, y de pasadita el encarecimiento de las visas.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios