¿Cuál es la importancia de la epidemiología?

Las herramientas de la epidemiología sirven para determinar el alcance de los problemas de salud en la población

La importancia de la epidemiología en la salud pública
Foto: Ciencia UNAM
Ciencia y Salud 10/09/2019 09:00 Redacción Actualizada 09:10
Guardando favorito...

La epidemiología estudia la distribución, la frecuencia, la gravedad de los problemas de salud y qué los causan. Asimismo, es parte del área de la salud pública, la cual se encarga de estudiar las enfermedades en la población, los factores de riesgo y los daños a la salud.

También tiene la función de vigilar el surgimiento de nuevos padecimientos o el aumento de alguna enfermedad. Esta información es útil porque a través de un análisis de los datos se pueden identificar los problemas prioritarios de atención y prevención en el país en materia de salud pública, aplicar normas y políticas públicas.

La doctora Martha Edilia Palacios Nava explicó que la salud no tiene nada más que ver con los medicamentos o con la atención, sino con las condiciones de vida y de trabajo. Por lo tanto, esta disciplina no sólo incluye el análisis de los padecimientos, sino de los individuos que la integran y su entorno.

De esta manera, los estudios epidemiológicos permiten aplicar o sugerir medidas antes de conocer el factor etiológico de la enfermedad y las causas estarían representadas por los factores de riesgo.

Distintas forma de abordar el riesgo a la salud
Los epidemiólogos realizan diversos tipos de estudios para ubicar cuáles son las causas de la enfermedad, tales como estudios ecológicos, transversales, de casos y controles, y de corte.

El estudio ecológico permite analizar información como tasas de mortalidad o prevalencias, y hacer correlaciones con otros aspectos. Los estudios transversales sirven para conocer cuál es la proporción de una enfermedad en la población y a través de ellos se indagan factores que pudieran estar relacionados. Este tipo de estudios no sirven para determinar cuáles son las causas de una enfermedad.

Los estudios de casos y controles permiten tener una aproximación mucho más cercana a la causalidad de una enfermedad, ya que a través de la aplicación de cuestionarios individuales, se comparan individuos enfermos y sanos y se analiza la diferencia en la proporción en que cada grupo ha estado expuesto a los factores de riesgo investigados.

Por último, los estudios de corte son los que tienen mayor rigor científico y consisten en seguir durante un tiempo definido a grupos expuestos y no expuestos a factores de riesgo específicos y determinar, con la comparación de por lo menos dos mediciones, quiénes adquieren la enfermedad en estudio y quiénes no.

Ciencia UNAM, Dirección General de Divulgación de la Ciencia
 

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios