Descubren un virus mortal similar al Ébola que se propaga entre humanos

El virus Chapare se puede propagar en entornos de atención médica, lo que ha generado preocupación en Bolivia

bolivia
Imagen genérica de personas de Bolivia reunidas. Foto: EFE/STRINGER
Ciencia y Salud 18/11/2020 15:02 Europa Press Actualizada 15:02

Investigadores han descubierto que un virus mortal que se ha detectado en Bolivia puede propagarse de persona a persona en entornos de atención médica, lo que genera preocupaciones potenciales de brotes adicionales en el futuro.

Los nuevos hallazgos presentados este lunes en la reunión de la Sociedad Americana de Medicina e Higiene Tropical (ASTMH), también proporcionan evidencia preliminar con respecto a la especie de roedor que porta el virus y puede transmitirlo a las personas u otros animales que pueden infectar a los humanos.

Investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos han presentado nuevas pistas sobre los muchos misterios que rodean al virus Chapare, que causó al menos cinco infecciones cerca de la capital de Bolivia, La Paz, en 2019, tres de ellas fatales.

Antes de eso, el único registro de la enfermedad era un pequeño grupo y un solo caso confirmado en 2004 en la provincia de Chapare en Bolivia. El reciente brote sorprendió a las autoridades sanitarias, ya que inicialmente solo sabían que se trataba de una fiebre hemorrágica que producía síntomas similares a enfermedades como el ébola. Provocó una rápida movilización de expertos en enfermedades infecciosas del Ministerio de Salud de Bolivia, los CDC y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para explorar los orígenes de la enfermedad.

También lee: Recuento. Las pandemias más letales, ¿el Covid-19 se sumará a la lista?

"Nuestro trabajo confirmó que un joven médico residente, un médico de ambulancia y un gastroenterólogo contrajeron el virus después de encontrarse con pacientes infectados, y dos de estos trabajadores sanitarios murieron más tarde --relata Caitlin Cossaboom, epidemióloga de División de Patógenos y Patología de Consecuencias Altas de los CDC--. Ahora creemos que muchos fluidos corporales pueden potencialmente portar el virus".

Cossaboom explica que la confirmación de la transmisión de persona a persona muestra que los proveedores de atención médica y cualquier otra persona que se ocupe de casos sospechosos deben tener sumo cuidado para evitar el contacto con elementos que puedan estar contaminados con sangre, orina, saliva o semen.

El chapare pertenece a un grupo de virus llamados arenavirus. Entre ellos se encuentran patógenos peligrosos como el virus Lassa, que causa miles de muertes al año en África Occidental, y el virus Machupo, que ha provocado brotes mortales en Bolivia.

Al igual que esos patógenos, el virus Chapare puede causar fiebres hemorrágicas, una condición que también se observa en los pacientes con ébola y que puede producir problemas graves en varios órganos, lo que hace que los pacientes luchen por sobrevivir.
 

Cossaboom señala que los pacientes del brote de Chapare en 2019 sufrieron fiebre, dolor abdominal, vómitos, encías sangrantes, erupción cutánea y dolor detrás de los ojos. No existe un tratamiento específico, por lo que los pacientes se tratan principalmente con líquidos por vía intravenosa y otros cuidados de apoyo.

Todavía hay mucho que se desconoce sobre el virus Chapare, principalmente dónde se originó, cómo infecta a los humanos y la probabilidad de brotes más grandes en Bolivia y en otras partes de América del Sur.

También lee: Ya tiene un año: primer caso de Covid-19 se registró el 17 de noviembre de 2019

Cossaboom presenta ahora nueva evidencia de ARN viral de Chapare detectado en roedores recogidos en un área alrededor de la casa y las tierras de cultivo cercanas del primer paciente identificado en el brote de 2019: un trabajador agrícola que también murió. Advierte de que la evidencia no llega a probar que los roedores fueron la fuente de su infección (el ARN viral no es una prueba de que los roedores fueran infecciosos), aunque ofrece una pista importante.

Las especies de roedores que dieron positivo en ARN viral se encuentran en Bolivia y varios países vecinos. Los roedores son una fuente o reservorio clave de virus similares, incluido el virus Lassa.

Los científicos creen que el virus del Chapare podría haber estado circulando en Bolivia durante varios años, pero es posible que los pacientes infectados hayan sido diagnosticados erróneamente de dengue, una enfermedad que es común en la región y puede producir síntomas similares.

nrv

Temas Relacionados
arenavirus brote virus chapare

Comentarios