Sistema de pagos interbancarios se recupera de hackeo

Según datos de Banxico , se normalizó 90% de operaciones; de 99 participantes, 60 ya no utilizan mecanismo alterno
Se estima que el ciberataque provocó pérdidas por 300 millones de pesos. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
23/10/2018
04:02
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

A seis meses de los ciberataques, ya se recuperó la normalidad en la mayoría de las operaciones del sistema de pagos entre bancos.

De acuerdo con información del Banco de México (Banxico), casi todos los participantes en el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) realizan operaciones sobre la carretera normal y dejaron de usar el esquema de contingencia.

Es decir que las transferencias interbancarias de un banco a otro están pasando en segundos y no en horas o días, para verificar su autenticidad, como se dispuso tras las fallas en la conexión de algunos bancos e instituciones con el SPEI.

La proporción de las operaciones normales realizadas por los bancos y demás participantes del SPEI, es del 90.12%, según información del banco central.

Hay 60 participantes de un total de 99 que tienen el SPEI que ya operan en canales normales, luego de que utilizaron el mecanismo alterno que retrasaba los pagos por motivos de seguridad y verificación para evitar un ciberataque como el que se detectó el pasado 27 de abril.

Sólo 39 participantes están operando por medio del mecanismo alterno, lo que significa que la proporción de operaciones que se están retrasando es apenas de 9.88%.

Apenas el 26 de septiembre, Banxico tenía registradas a 45 instituciones financieras utilizando el mecanismo alterno del sistema de pagos, lo que representaba 38.4% de las operaciones totales.

En tanto, con operación normal había 56 firmas, que representaban 61.53% del total de las transferencias de dinero en el sistema.

Se estima que el ciberataque provocó pérdidas por 300 millones de pesos a cinco instituciones: la caja de ahorro popular “Las huastecas”, Banorte, Inbursa, BanEjército y la Casa de Bolsa Kuspit.

Cómo operaban. Debido a que el objetivo del ataque fue generar transferencias electrónicas de fondos hacia cuentas bancarias específicas, con el fin de sustraer ilegítimamente recursos monetarios, se tomaron varias medidas.

En mayo pasado, el Banco de México identificó a 43 instituciones financieras usuarias del SPEI con un mayor perfil de riesgo, a los que les solicitó migrar sus operaciones a una plataforma contingente, cuyas validaciones propiciaron ralentización de los flujos de pagos.

La forma de operar el sistema de pagos consistía en que una vez que se recibía 100% de las transferencias, se procesaban y enviaban a participantes receptores en segundos.

Pero, con las medidas en la solicitud por parte de un cliente en los sistemas del participante hasta el abono final, el 55% de las operaciones fluía por el sistema, y los participantes con normalidad en cuestión de segundos, mientras que 99% operaba en menos de dos horas.

Sin embargo, hubo algunos casos en que estas acreditaciones tardaron entre uno o más días.

Banxico tiene registrado el 29 de junio de 2018 como fecha en la cual se operaron más de 7.17 millones de pagos a pesar de que había participantes que estaban usando el mecanismo alterno.

Mantente al día con el boletín de El Universal