SCT: es necesario analizar la opción de Santa Lucía

Cancelar la obra en Texcoco costaría 100 mil mdp, detalla Gerardo Ruiz Esparza
Gerardo Ruiz Esparza, titular de Comunicaciones y Transportes, y los senadores Higinio Martínez y Juan Quiñones, durante la comparecencia del secretario como parte de la glosa del Sexto Informe de Gobierno. Foto: LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL
18/10/2018
02:55
Antonio Hernández
-A +A

[email protected]

El secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, defendió la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, al considerarlo el lugar más viable. Pero, aclaró, el costo de cancelarlo rondaría los 100 mil millones de pesos.

Al comparecer en el Senado como parte del análisis del Sexto Informe de Gobierno, dijo que en caso de que se opte por la opción de Santa Lucía, en conjunto con el actual aeropuerto capitalino, falta un estudio para determinar si pueden operar de manera simultánea. Reiteró que todos los estudios arrojan a Texcoco como la mejor opción.

Detalló que hasta el momento se han invertido 100 mil millones de pesos en la construcción del NAIM, de los cuales 60 mil se han destinado a obras y los 40 mil restantes se utilizaron en compra de materiales.

Ante los argumentos del costo ecológico por la construcción del NAIM, dijo que “hasta respirar tiene costo ambiental”, con lo que se busca tener una nueva terminal aérea amigable con el ambiente.

Ruiz Esparza dijo que la cifra de avance real de la obra es de 31.8% y destacó que la fecha de término de obra que no se ha movido hasta ahora es diciembre de 2021, mientras que se obtendría su certificación en junio de 2022.

“El proyecto en construcción del NAIM avanza. Proyecta resolver la saturación de actual aeropuerto, así como la creciente demanda de transporte de pasajeros y carga durante los próximos 100 años, convirtiéndose en el hub más importante de América Latina”, dijo.

Obra compleja. Sobre la construcción del tren interurbano México-Toluca, el funcionario resaltó que la obra ha resultado incluso más compleja que el NAIM.

Entre las complicaciones, resaltó los constantes bloqueos por temas sociales, los cuales llevaron a que este martes se perdieran un par de trabes que se emplearían.

Añadió que hasta hoy se espera que la construcción del tren estará lista en junio próximo. Recordó que la estimación de terminar la obra en 2017 fue planteada por técnicos y empresas, y no por la SCT.

Ruiz Esparza también dijo que no tiene ningún problema en pedir perdón por las consecuencias que tuvo el socavón en el paso exprés de Cuernavaca en julio del año pasado.

“Lo hemos hecho sin que lo haya pedido nadie. Yo ya le pedí perdón a la familia, ante los medios de comunicación manifesté mi responsabilidad... si es necesario yo lo pido, no tengo ningún problema para hacerlo”, dijo el funcionario.

Ante las críticas del senador Emilio Álvarez Icaza sobre posibles casos de corrupción, Ruiz Esparza invitó al legislador a presentar pruebas y se comprometió a acompañarlo a presentar la denuncia.

Mantente al día con el boletín de El Universal