18 | ENE | 2020
El presidente ejecutivo de Tupperware Brands, Rick Goings, dice que tiene la esperanza de que el próximo gobierno tenga una posición más de centro. (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)

“Necesitamos ‘tierra firme’ para invertir”

15/11/2018
03:03
Miguel Pallares
-A +A
Decisión de cancelar aeropuerto de Texcoco genera confusión; sin crecimiento económico va a ser difícil ayudar a los pobres, dice

[email protected]

La decisión del presidente electo Andrés Manuel López Obrador sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) es una señal que confunde a las empresas, dice Rick Goings, presidente ejecutivo de la multinacional estadounidense Tupperware Brands.

“Si no haces crecer la economía entonces no puedes ayudar a los más pobres, [por eso] la decisión que tomó con el aeropuerto confunde, creo que probablemente hubo corrupción en los contratos, pero generalmente hay corrupción en todas partes del mundo cuando hablamos de contratos enormes”, comenta el directivo.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Goings añade que “la decisión del aeropuerto mandó un mensaje hacia el mundo de ‘¿invertimos en México?’, porque este es un aeropuerto a la antigua y construir el otro va a costar una fortuna, entonces estoy confundido”.

Tupperware es una firma con casi 700 mil vendedoras en México y nuestro mercado fue el país con los mejores resultados en 2017. El corporativo reportó ingresos globales por 2 mil 255 millones de dólares, 1.9% más en comparación con los 2 mil 213 millones de dólares del año previo.

La compañía había tenido caídas constantes en ventas en los últimos años, pero en 2017 logró recuperar su dinamismo apoyada por la región de Sudamérica, dado que Norteamérica, Asia Pacífico y Europa registraron números negativos en ingresos.
print_73268231.jpg

Tupperware considera que en México el panorama es impredecible, por lo que es necesario contar con “tierra firme” para atraer inversiones, dar certeza a las compañías sobre la continuidad del crecimiento de sus negocios y que el ambiente político y de negocios es propicio para crecer.

“El presidente electo ha tenido cambios radicales, desde el momento que cerró Paseo de la Reforma en las elecciones anteriores y ahora su diálogo está más alineado hacia el centro, con el que los empresarios empiezan a sentirse más cómodos.

“Necesitamos de verdad tierra firme para tener confianza de que las cosas no van a cambiar, lo primero es predictibilidad, eso desde el punto de los mexicanos, y diría lo mismo para Estados Unidos, parte del problema ahorita es (…) la falta de predictibilidad en ese país”, abunda.

Para Rick Goings, las decisiones unilaterales y gobernar sólo enfocado a un grupo de personas puede ser un factor contra el nuevo gobierno.

“Mi esperanza es que el nuevo gobierno tenga una posición más de centro y que el presidente electo entienda que él representa a todos los mexicanos. Si se va al extremo del populismo y se le olvidan los negocios, ¿quién cree que generan los empleos?, todo el mundo debe estar a bordo y representar a todos”, apuntó.

Tupperware Brands se encuentra en una transición de su equipo liderazgo: Patricia Stitzel será la nueva presidenta y directora general de la compañía, mientras que Rick Goings se mantendrá como presidente ejecutivo de la firma y en otras actividades dirigidas a la difusión del negocio.

Sobre su percepción de que México podría llegar a un escenario similar al de Venezuela, comenta que lo “decepcionó que invitaran a [Nicolás] Maduro a la toma de posesión, eso manda una señal equivocada” y afirma que es necesario generar una oposición frente a actitudes negativas.

“La administración entrante debe tener una visión de largo plazo, [el presidente electo] ya no va a ser político, en el momento que se convierte en Presidente sólo va a tener una oportunidad para hacer las cosas bien, eso no pasó en Venezuela.

 

“Espero que en México haya gente lo suficientemente inteligente para combatir eso y que haya una oposición fuerte, aquí hay más Estado de derecho y eso me da esperanza, sus universidades son maravillosas, la gente que nosotros contratamos y que mandamos a otras partes del mundo están a la par de cualquier academia”, abundó.

Tupperware es una de las compañías que rechaza salir de Venezuela, donde tiene más de 10 mil vendedoras y una fábrica en operaciones.

En México, Tupperware Brands tiene dos fábricas para sus dos marcas: Tupperware y Fuller Cosmetics. La empresa dice que continuará con sus inversiones en el país por la importancia del mercado, aunque el panorama es poco claro hacia el futuro.

“México es interesante, es uno de los mercados más importantes a escala mundial. Hemos demostrado a través de nuestras acciones que a principios de los 90, cuando hubo una devaluación extrema y en la cual las empresas decían ‘no hay que invertir, porque no podemos tener confianza ahí’, nosotros seguimos invirtiendo”, aseveró.

El presidente ejecutivo reconoce que hay factores contra sus ingresos, como el traslado de las diferentes monedas extranjeras a dólares para la consolidación de sus resultados y elementos específicos en mercados como Alemania, Indonesia e India, que han afectado sus resultados.

“Somos una compañía pública y el precio de nuestras acciones ha ido subiendo (...) tenemos una estrategia sólida y me siento bien en cuanto al futuro, aunque hay unos cuantos baches”, detalla.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios