“Banxico, lejos de la contienda electoral”

La obligación del banco es contener la inflación: gobernador; ciudadanos deben evaluar las propuestas de candidatos, dice

Gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León. ARCHIVO EL UNIVERSAL
Cartera 30/04/2018 01:59 Leonor Flores Actualizada 12:39

[email protected]

El Banco de México (Banxico) es respetuoso de las propuestas que han planteado los candidatos a la Presidencia. Es a la ciudadanía a la que le corresponde evaluarlas, dice en entrevista con  EL UNIVERSAL el gobernador del banco central, Alejandro Díaz de León.

“Al Banco de México no le corresponde en este momento opinar de manera concreta respecto a las políticas que han anunciado los candidatos, creo que le incumbe a la ciudadanía evaluarla y elaborar un juicio al respecto”, señala al preguntarle sobre la importancia de lo que fue el periodo conocido como el Desarrollo Estabilizador.

La entrevista se llevó a cabo en Washington durante las reuniones de Primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM), en donde Díaz de León tuvo una serie de encuentros con inversionistas y banqueros centrales del G20.

29abril2018-pulsoeconomico.gif
 

Reitera que la tarea de Banxico es enfocarse en mantener una inflación baja y estable, alejado del ciclo político; sin embargo, admite que para combatir la inflación es preciso conservar la estabilidad macroeconómica en el país.

“Para el Banco de México es muy importante, y siempre lo hemos mencionado, que la estabilidad le funciona bien y le sirve bien a la nación”, matiza.

Es indispensable para el crecimiento económico y para la generación de empleos, establece.

El economista

Como economista egresado del ITAM, en donde obtuvo mención honorífica y recibió el Premio Miguel Palacios Macedo por excelencia académica, se le pide su opinión sobre el Desarrollo Estabilizador y si considera que México necesita un nuevo “milagro mexicano” como se le consideró a ese periodo de la historia económica de la República. 

Asegura que hay muchos elementos que se pueden destacar pero, cauteloso en su respuesta, pone de manifiesto que el contexto político no debe hacer perder de vista el principal objetivo del banco central, que es la inflación.

“Entiendo que ahora el contexto del ángulo de analizar ese periodo de la historia económica tiene sobre todo un matiz ligado a las elecciones”, pondera el gobernador del banco central.

Por eso no le gustaría destacar ni elementos positivos o negativos de ese periodo; como todo lapso en la historia, indica que hubo cosas que funcionaron y otras no.

En su opinión, en estos momentos es mejor que “cada quien, por ejemplo el electorado, haga esa evaluación de las políticas concretas de los aspirantes”.

Además, Díaz de León declara que es importante que al banco central de la República se le vea como un elemento de certidumbre en un entorno de volatilidad, con un mandato de largo plazo y un objetivo de preservar el poder adquisitivo de los mexicanos con una inflación baja y estable, siempre ajeno al ciclo político para que “no abone en este momento a un rol que no nos corresponde, que es evaluar las políticas o las propuestas de los candidatos”.

Inflación, ¿efecto ilusorio?

¿Se acuerda cómo estaba la inflación en ese entonces?

—En la historia de México hemos tenido en el pasado inflaciones.

En general fue un periodo de inflación baja [de un dígito].

“Lo que destaco es que los contextos cambian, tenemos un banco central autónomo, un banco central y un mandato claro que es mantener la inflación baja y estable [en el país]”, reitera.

Refiere que durante el periodo estabilizador el director del Banxico era Rodrigo Gómez, toda una institución desde su fundación en 1925, y que siempre ha gozado del beneficio de contar con diversos funcionarios que construyeron una institución sólida que está a punto de cumplir 95 años.

“Creo que es una institución que tiene muchos años, le ha servido bien a México, su diseño institucional actual se ha reforzado con la autonomía, el funcionamiento de su gobernanza y con la designación de la Junta de Gobierno. Sentimos que es una institución que le ha funcionado bien al país y que estamos comprometidos a tener una inflación baja y estable”, indica.

Al mismo tiempo, el gobernador del Banco de México reconoce que el año pasado fue un periodo complejo para la inflación, porque creció de manera importante, pero comenzó a marcar una tendencia descendente que no cree que sea un efecto ilusorio.

“El año pasado fue muy complejo, con una tasa de incremento en la inflación muy importante, y en este año ha comenzado a marcar una inflexión a la baja”, afirma.

Subraya que todo parece indicar una inflación con tendencia a la baja, como lo pronosticaron para converger hacia la meta de 3% en el primer trimestre de 2019.

Comentarios

 

Video