Reforma fiscal en EU obliga a hacer ajustes en México

CEESP: Se deben analizar impuestos al consumo como posible alternativa

Modificación Entre las propuestas de Donald Trump, destaca la de reducir la tasa impositiva corporativa de 30% a 20%. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Cartera 27/11/2017 01:56 Ivette Saldaña Actualizada 02:09
Guardando favorito...

[email protected]

Ante la alta posibilidad de que Estados Unidos baje la tasa tributaria, en México deberán hacerse ajustes, como analizar impuestos al consumo, para compensar la posible salida de empresas, propuso el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

“Reducir en un punto porcentual la tasa del ISR tanto para personas morales como físicas implica una pérdida recaudatoria de 44 mil millones de pesos, y aumentar la tasa de IVA en un punto porcentual, significaría un incremento de casi 50 mil millones en su recaudación”, destacó.

Por lo que un impuesto al consumo podría ser una la solución. “En el sentido de voltear a ver los impuestos al consumo como una fuente importante de ingresos recurrentes y una manera de restar presión a los impuestos directos”.

Así el país podría volverse más competitivo, frente a la alta posibilidad que existe de que se bajen los impuestos en Estados Unidos (EU), porque la iniciativa del presidente, Donald Trump, de reducir la tasa impositiva corporativa de 30% a 20%, disminuir el impuesto personal, simplificación del sistema tributario, entre otras medidas se aprobó por la Cámara de representantes de EU y en el Senado, “existe alta probabilidad de que se ratifiquen los cambios fiscales”.

De aprobarse las modificaciones, Estados Unidos tendría 20% de tasa impositiva y México de 30%, lo que los dejaría fuera de competitividad.

“México no tiene el espacio fiscal para llevar a cabo medidas tan agresivas como las propuestas en EU, aunque en algún momento se deberá considerar la posibilidad de hacerlo, no sólo para compensar el impacto proveniente del sistema fiscal estadounidense, sino para seguir la tendencia de la mayoría de los países desarrollados y mantener su competitividad fiscal”.

El CEESP, que dirige Luis Foncerrada Pascal, aseguró que se requiere trabajar en el fortalecimiento interno, que es la mejor manera de reducir la vulnerabilidad de eventos externos.

Porque además de los posibles cambios tributarios estadounidenses, existen otras señales de alerta, como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), porque si se aceptan todos los cambios que propone EU, tal y como están podría haber una incidencia negativa en el aparato productivo mexicano, en la creación de empleos y en los ingresos de los trabajadores”, porque un poco más del comercio del país —importaciones y exportaciones— se realizan con EU.

Temas Relacionados
reforma fiscal EU México
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios