Impulsan reactivación de seis proyectos ferroviarios

Plantearán a nuevo gobierno revivir tren México-Querétaro y otros tres de pasajeros; desarrollos se frenaron por presupuesto; originalmente requirieron inversión de 157.9 mmdp
14/06/2018
04:39
Noé Cruz Serrano
-A +A

[email protected]

El gobierno federal entregará a la próxima administración, sea de la filiación política que sea, carpetas con la información para que analice la conveniencia de reactivar al menos seis proyectos ferroviarios, cuatro de pasajeros: el tren México-Querétaro, Transpeninsular, el turístico Ciudad de México-Teotihuacán y el de Azcapotzalco-Naucalpan.

Benjamín Alemán Castilla, titular de la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario, reveló que en la etapa de entrega y recepción por el cambio de administración le pedirán al nuevo gobierno evaluar la conveniencia de rescatar también los rutas de carga Aguascalientes-Guadalajara y Veracruz-Tampico, que forman parte del proyecto Chiapas-Mayab.

En todos los casos, según comentó, no se pudieron concretar por diversas razones, entre ellas la presupuestal, porque la inversión requerida en al menos cuatro de estos proyectos superaba los 157 mil 925 millones de pesos originalmente.

Detalló que todos y cada uno de estos casos, la idea es usar los tramos de vía en desuso para reducir costos.

“La agencia tiene identificados 60 ramales o tramos en desuso que pueden ser reutilizados”, agregó.

Queremos que la siguiente administración tenga la información para que analice la viabilidad técnica, económica y jurídica de impulsar estos trenes de carga y pasaje.

El funcionario comentó que la propuesta en el caso de la ruta México-Querétaro es construir un tren de pasajeros más modesto, es decir, dejar de lado el modelo de tren rápido por uno de velocidad media en vías férreas, “unos 250 kilómetros”.

La subsecretaria de Transporte de la SCT, Yuriria Mascott, dijo el pasado viernes durante el foro de transporte de mercancías de la ANTP que en este proyecto, “no hubo recursos, aunque se tiene el proyecto ejecutivo”.

El costo originalmente previsto para este proyecto fue de 106 mil 490 millones de pesos, incluyendo costos de mantenimiento y operación por un periodo de 31 años.

El tren México-Querétaro fue cancelado con el argumento de que no había suficientes recursos por la caída de precios del petróleo, todo esto en 2014, y después de que trascendiera que se filtró información en favor de un consorcio que pretendía realizar la obra: la empresa China Railway.

Ruta peninsular. Otra de las carpetas que dejarán a la próxima administración se refiere al tren de pasajeros y de carga Mérida-Punta Venado, que puede extenderse a Cancún.

Este tramo ferroviario forma parte de las vías del sureste, agregó el funcionario público.

Indicó, que el trazo se haría sobre la autopista que conecta Mérida con Cancún, “se puede aprovechar el derecho de vía existente para atraer ferrocarril de cara y pasajeros”.

Originalmente, el trazo contemplaba 193.4 kilómetros de vía nueva y 141.5 de vías existentes.

Su valor se calculó en 25 mil 612 millones de pesos, incluyendo costos de operación y mantenimiento por 34 años. También se someterá a las nuevas autoridades el rescate del proyecto de tren turístico de pasajeros Ciudad de México-Teotihuacán, que puede ocupar la vía concesionada en parte a Ferrovalle y Ferrosur.

“La demanda existe y la mayor parte de la infraestructura está ahí, hay muchísimos visitantes todos los días que van de la Ciudad de México a Teotihuacán. Por ejemplo, en todos los congresos que se organizan en la ciudad concluyen en una visita a las pirámides, eso es un mercado potencial que supone un recorrido de un par de horas”, comentó el funcionario.

En 2008, se dio a conocer que la empresa ferroviaria concesionaria Ferrovalle cuenta con diversos servicios entre los que se encuentra, por ejemplo, el de intercambio directo, con el que se proporciona el control y despacho de trenes, así como el derecho de paso en el tramo Huehuetoca–Lechería–Teotihuacán, permitiendo a los ferrocarriles conectantes, mediante el pago de una contraprestación, el uso de la infraestructura férrea para que con sus propios recursos efectúen el intercambio de lotes consolidados y trenes unitarios.

Este servicio lo brinda Ferrovalle a Ferromex, Ferrosur y KCSM, para que sus trenes con sus respectivas tripulaciones transiten por las vías de esta empresa.

El proyecto contemplaba que el tren estaría integrado por 12 vagones, tres de lujo, con coche comedor, bar y otro para niños. Capacidad para 70 pasajeros y un costo de 12 mil millones de pesos aproximadamente.

Benjamín Alemán Castilla refirió que se propondrá a la siguiente administración retomar el proyecto de tren de pasajeros Azcapotzalco-Naucalpan, con una longitud de 9.91 kilómetros, que proporcionaría servicio a una velocidad de 40 kilómetros por hora en 17 estaciones. dijo que el tema de inversiones aún se evalúa.

Programas de carga. Respecto a los dos proyectos de carga, el titular de la agencia indicó que uno es la vía corta que conectaría a Guadalajara con Aguascalientes, el cual puede extenderse a Zacatecas y alcanzar Monterrey, para agilizar el traslado de mercancías que conecta al Pacífico con el Bajío y llegaría a Estados Unidos.

“Es un proyecto que se puede pagar por sí solo, dada la estimación de la demanda que puede tener”, sostuvo Alemán Castilla.

Su costo original se estimó en 13 mil 823 millones de pesos.

El proyecto original estaba encaminado a unir Encarnación-El Castillo en una longitud de 188.1 kilómetros.

La agencia también plantea incorporar a la propuesta el tramo que correrá de Veracruz a Tampico, el cual puede fortalecer la redundancia de la red ferroviaria y habilitar una nueva ruta al norte del país hacia Estados Unidos, porque conectará los puertos de Tampico, Tuxpan y Veracruz.

Es importante, comentó, “porque facilitaría el movimiento de hidrocarburos en la región hacia el centro
del país y de paso estimula el desarrollo económico en el norte y sur de Veracruz, así como a la zona de las tres Huastecas.

Este tren, agregó, surge en el entorno de proyecto del tren del sureste. “Al consorcio de los consultores que nos apoyó le encargamos de identificar tramos en desuso que pudieran resultar potencial de reactivación. Existe parcialmente, de Tampico a Tuxpan y hay derecho de vía”.

La inversión requerida del proyecto, también está en análisis, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal