Suscríbete

“Buscamos flexibilidad para nuestras firmas en México”

Canciller de la nación asiática admite que las compañías que operan en territorio nacional lo hacen con dificultades por pandemia y entrada en vigor del T-MEC

“Buscamos flexibilidad para nuestras firmas en México”
En la foto: TOSHIMITSU MOTEGI, Ministro de Asuntos Exteriores de Japón. CORTESÍA

En medio de la pandemia por el Covid-19, Japón trabaja en fortalecer la relación con México y América Latina, por lo que de visita en el país busca que se apoye a las empresas del país asiático que operan con dificultades en territorio nacional, dice el ministro de Asuntos Exteriores de Japón, Toshimitsu Motegi.

Por ello realiza su primera gira a la región como canciller para lograr un acercamiento y plantear la necesidad de que las empresas japonesas requieren mayor flexibilidad para seguir operando, comenta a EL UNIVERSAL.

¿Cuál es el motivo de la visita a México y en qué beneficiará a la relación bilateral?

Ahora que la comunidad internacional se ve afectada por la pandemia quisiera desarrollar mi objetivo de una “diplomacia benevolente y firme” en la región y fortalecer la relación con esos países, incluido México, socios con los que compartimos valores básicos como la democracia, el Estado de derecho y el libre comercio.

Durante la visita busco profundizar más nuestra relación mediante el impulso a varias cooperaciones, incluidas aquellas contra el Covid-19, así como confirmar la colaboración para mantener y fortalecer un orden internacional libre y abierto basado en reglas.

Tras la entrada en vigor del Acuerdo de Asociación Económia (AAE) entre ambos países en 2005, el número de empresas japonesas en México se ha cuadriplicado, hasta llegar a mil 300, convirtiéndolo en la mayor base de compañías en la región. Sin embargo, operan manteniendo los empleos con grandes dificultades por la pandemia. Además, su entorno está cambiando con la entrada en vigor del T-MEC. Ante ello, quiero dialogar con el gobierno mexicano para que puedan operar con mayor facilidad.

Dado que desde 2021 México es miembro no permanente del Consejo de Seguridad, quisiera reafirmar la estrecha cooperación en los ámbitos regionales y globales, como la reforma del consejo y cuestiones relativas a Corea del Norte, como el secuestro de ciudadanos japoneses.

Mi intención es que esta visita a México suponga un buen inicio para la diplomacia japonesa y la relación bilateral en 2021.

¿A dos años de la entrada en vigor del Acuerdo Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT o TPP-11) en qué aspectos mejoró la relación México-Japón?

Desde la entrada en vigor del AAE Japón-México en 2005, la relación económica, centrada en el comercio y la inversión, está profundizándose a una escala y velocidad notables. En particular, la exportación de productos agrícolas, forestales y pesqueros de México ha aumentado significativamente. En supermercados de nuestro país se ven más frecuentemente productos como carne de cerdo, aguacates y espárragos, que se han vuelto familiares en nuestros hogares. Por otro lado, la exportación de automóviles y autopartes de Japón ha aumentado, así como se ha incrementado el número de nuevas inversiones y empresas.

El TPP-11, al cual contribuí en las negociaciones como ministro, y que entró en vigor en diciembre de 2018, logró una mayor reducción y eliminación arancelarias entre ambos países. Con él se espera una relación económica bilateral aún más fortalecida.

Ambos países jugaron un papel de liderazgo para su entrada en vigor. Además, este mes Japón asumió la Presidencia Pro Tempore de la Comisión del TPP-11 sucediendo a México. Ahora que se observan tendencias proteccionistas en el mundo, seguiremos impulsando juntos el libre comercio mediante el TPP-11 ampliando su alcance.

¿El Acuerdo de la Asociación Económica Integral Regional (RCEP), en el que participa China y al que se adhirió Japón, restará relevancia al TIPAT o afectará la relación económica-comercial que tiene Japón con México?

El RCEP firmado en noviembre de 2020, cubre aproximadamente 30% del PIB y comercio globales, así como casi 50% del comercio total de Japón y con ella se espera una mayor liberalización y revitalización regionales del comercio y la inversión.

La relevancia del TPP-11 no se disminuirá por la RCEP y se mantendrá su importancia al difundir en el mundo nuevas reglas comunes del siglo XXI que son altos estándares más equilibrados.

Cuatro de los 11 países miembros, Chile, Perú, Brunei y Malasia, aún no han completado sus procesos internos de aprobación del TPP-11. Japón, junto con México, seguirá ejerciendo el liderazgo para una pronta ratificación de Chile y Perú.

Comentarios