Los autos más complicados de la historia

Producir un auto no es una tarea nada sencilla, pero a lo largo de la historia algunos fabricantes han experimentado para alcanzar un nivel más alto de tecnología

Los autos más complicados de la historia
Autopistas 28/08/2020 15:00 Francisco Velázquez Actualizada 15:00
Guardando favorito...

Los automóviles son máquinas complejas, pero algunos lo llevan a un nivel completamente nuevo en la búsqueda de abrir nuevos caminos tecnológicos y mecánicos.

A veces eso trae éxito y otras veces resulta en fracaso. Hay autos que parecen haber sido más complicados de lo que nunca necesitaron ser solo por el puro diseño, homenajes a la ingeniería, diseños innovadores y mecánica avanzada son algunos de los aspectos en los que las marcas han experimentado a lo largo de la historia.

Es por eso que ahora conoceremos los 5 modelos más complicados en la historia de los autos:

5_25.jpg

5. Peugeot 206 CC - 2000

El Mercedes SLK hizo atractiva la idea del techo CC, pero fue el Peugeot 206 CC del 2000 el que lo llevó a las masas. No es de extrañarse que el 206 CC se vendiera 360 mil unidades durante su vida útil.

Sin embargo, esta versatilidad vino con una advertencia y esa fue la complejidad del mecanismo del techo. Construido por Heuliez para Peugeot, el techo rápidamente se ganó la reputación de no plegarse completamente debajo de la plataforma trasera debido a cierres defectuosos. Los microinterruptores también pueden parpadear y evitar que el techo suba o baje. Con el techo arriba, tenía la mala costumbre de filtrar la lluvia.

También lee: El origen de los nombres de algunas marcas de autos

4_27.jpg

4. Volkswagen Phaeton - 2002

Volkswagen se fijó un objetivo ambicioso para su modelo de lujo Phaeton. Tenía que ser capaz de conducir a una velocidad máxima de 299 km/h en una temperatura ambiente de  50 grados centígrados mientras mantenía su interior fresco. Fue una tarea difícil, pero el Phaeton lo logró gracias a un motor W12 de 6.0 litros que pronto se vería en el Bentley Continental GT.

Además del motor, el Phaeton llegó con suspensión ajustable, y una pantalla de infoentretenimiento en la consola central mucho antes de que fueran algo común. Esto puso al automóvil años luz por delante de la competencia por su tecnología avanzada, pero los compradores no se dejaron influir y, en cambio, se  mantuvieron alejados del auto de lujo con una insignia 'VW' a favor de las marcas premium habituales.

3_27.jpg

3. Citroën C3 Pluriel - 2003

La idea de un coupé-cabriolet estaba bien establecida cuando el Citroën C3 Pluriel intentó reinventar el concepto. ¿Por qué quedarse con un simple techo plegable cuando podría quitarlo por completo para crear un convertible de cuatro asientos completo o incluso una camioneta? Eso es lo que ofrecía el Pluriel gracias a sus rieles de techo desmontables.

Aquí es también donde se establecen los problemas del Pluriel. En primer lugar, quitar esos rieles requirió un poco de fuerza para levantarlos o reinstalarlos. En segundo lugar, no había ningún lugar dentro del automóvil para guardarlos, por lo que cuando comenzó a llover cuando estaba fuera de casa, el auto se mojó.

También lee: Ya puedes comprar el Mustang Mach 1 de John Wick

2_27.jpg

2. Bugatti Veyron - 2005

No es una sorpresa saber que el Bugatti Veyron es una máquina enormemente compleja cuando su único propósito es alcanzar una velocidad máxima de 403 kilómetros por hora. Para ello, utilizó un motor W16 de 8.0 litros con cuatro turbocompresores para producir hasta mil 184 hp. También venía con una caja de cambios de doble embrague de siete velocidades, tracción en las cuatro ruedas y spoiler trasero que se doblaba como freno de aire.

La gran cantidad de calor generado requería una infinidad de radiadores y refrigeradores. Como resultado, había tres radiadores solo para el motor, más otros para los enfriadores de aceite de la transmisión y del diferencial, además de otro para el aceite del motor. No es de extrañar que un servicio de rutina cueste aproximadamente 18 mil 200 dólares.

lexus-lfa-1.jpg

1. Lexus LFA - 2010

El LFA fue un maravilloso y raro momento de exuberancia de Lexus y le regaló al mundo uno de los autos más emocionantes jamás fabricados. El modelo tenía un bloque V10 de aspiración natural de 4.8 litros que producía 553 hp, desarrollado con la ayuda de Yamaha. Este motor podía acelerar tan rápido que Lexus consideró necesario un cuentarrevoluciones digital ya que una versión analógica no podía seguir el ritmo del motor.

Siempre pensado como un automóvil halo en lugar de un modelo de producción a largo plazo, solo se fabricaron 500 y Toyota declaró que el Lexus LFA fue construido para actuar como una referencia para los futuros modelos deportivos durante los próximos 25 años . Eso explica detalles como los radiadores montados detrás de las ruedas traseras y el diseño de la turbina de las ruedas para sacar el aire caliente de los frenos.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios