Desbloqueo por reconocimiento facial llega a los autos de China

Esta función solamente estará disponible en China por el momento, además de que también se agregará el desbloqueo de huellas dactilares y contraseña

Cadillac introduce el reconocimiento facial
Autopistas 18/09/2020 12:16 Francisco Velázquez Actualizada 12:16

Cadillac está aplicando una serie de actualizaciones a la XT4 en China, destacando una novedad bastante importante, que es la función sin llave Face ID.

Descrito como "la mejor experiencia sin llave", el desbloqueo y arranque de Face ID es básicamente un sistema de reconocimiento facial que funciona día y noche, en interiores y exteriores, e incluso en condiciones climáticas extremas.

La experiencia de entrada sin problemas es posible gracias a una cámara dual que utiliza tecnología de imagen infrarroja y una luz intermitente adaptativa. Cuando el usuario se acerca al vehículo, una pantalla táctil de alta definición en el pilar de la camioneta se activa automáticamente, a través de la función de activación por reconocimiento de Bluetooth del teléfono móvil. Luego, la cámara escanea la cara del conductor.

2021-cadillac-xt4-china-spec-2.jpg

También lee: El auto más barato de cada marca en México

Al reconocer al conductor, el sistema desbloquea las puertas, lo que permite arrancar el motor sin llave. Además de la función Face ID, el sistema también incorpora opciones de seguridad como el desbloqueo de huellas dactilares y contraseña, que se pueden combinar según las preferencias del usuario. El sistema, que admite un administrador y siete usuarios, se puede incorporar al coche por un precio estimado de mil 480 dólares.

Según el fabricante de automóviles, el sistema puede reconocer hasta 214 categorías de comandos de interacción persona-computadora en más de 60 tipos de escenarios comunes. 

La función de comando de voz permite a los usuarios acceder a funciones como navegación, ajuste de temperatura, además de consultas meteorológicas y de vuelos, así como escuchar música, noticias y audiolibros.

Comentarios