¿Cómo afecta la marihuana al automovilista?

Gracias a componentes como el tetrahidrocannabinol, el cerebro del conductor experimenta fallas que pueden provocar un percance

conductor bajo los efectos de la marihuana
La marihuana también puede aumentar el ritmo cardiaco y la presión arterial. | Foto: Istockphoto, Pexels
Autopistas 22/04/2020 08:00 Daniela Payán Escobar Actualizada 09:27
Guardando favorito...

¿Abordarías un coche manejado por una persona que constantemente se sale de su carril, tarda en frenar y olvida hacia dónde se dirige o, incluso, cómo conducir? Esa bien podría ser la descripción de un automovilista bajo los efectos de la marihuana.

La clave de las alteraciones en la mente de quien va detrás del volante está en el tetrahidrocannabinol (THC), la principal sustancia psicoactiva de esta droga. De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), "afecta áreas del cerebro que controlan los movimientos, el equilibrio, la coordinación, la memoria y el juicio".

marihuana.jpg

Lee también: ¿Qué es la presbicia y cómo te afecta al manejar?

Así, el conductor tendrá inconvenientes para controlar el carro, llevar a cabo múltiples tareas, tomar decisiones, evaluar tiempo y distancia, y mantener su atención en el camino. Aunado a ello, la marihuana limita la capacidad de reacción, además de perjudicar los sentidos y modificar el estado de ánimo, explica el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIH), con sede en North Bethesda, Maryland.

Si se consume en grandes dosis y/o con frecuencia, se desarrollan alucinaciones, delirio y psicosis que ponen en riesgo al automovilista, a los pasajeros que lo acompañan y a los individuos de vehículos aledaños. Sin embargo, a diferencia de las bebidas alcohólicas, no hay estadísticas concluyentes que relacionen a la marihuana con el aumento de accidentes viales.

accidente_automovilistico_0.jpg

Lee también: ¿Por qué es común que te duela la cabeza al manejar?

Entre otros factores, esto se debe a que "no siempre se les hace la prueba de consumo de drogas a los conductores, especialmente si tienen un nivel ilegal de concentración de alcohol en la sangre porque, con eso, ya hay suficiente evidencia para formular cargos por conducir bajo los efectos de sustancias.

"Cuando se hace la prueba de consumo de sustancias después de un choque, los conductores pueden tener, además, alcohol o múltiples drogas en el organismo, lo que dificulta saber cuál sustancia influyó más en el percance", detallan los CDC.

efectos_de_la_marihuana.jpg

Mientras que el NIH asegura que, "después del alcohol, la marihuana es la droga que se encuentra con mayor frecuencia en la sangre de conductores que han sufrido un accidente... Es necesario realizar más investigaciones en esta área".

De ahí que la Administración de Seguridad del Tráfico en las Carreteras​ de Estados Unidos, exhorta a "salvar vidas haciendo elecciones más inteligentes". Por ejemplo, designar un conductor sobrio o elegir algún medio de transporte cuando se consuman drogas nocivas; y "siempre usar el cinturón de seguridad. Es la mejor defensa contra los conductores perjudicados por el consumo de drogas".

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios