Se encuentra usted aquí

La carta de López Obrador y la respuesta de Trump

26/07/2018
01:57
-A +A

La serie de propuestas que el virtual presidente de México le mandó al Presidente Trump, es una estrategia bien cimentada para renovar y fortalecer la relación diplomática entre ambas naciones.

Las propuestas tocan los ejes transversales decisivos para sacar al país adelante del rezago en el que se encuentra; primero propone renegociar el TLC con beneficios para México con el propósito de crecer la economía y disminuir la migración ilegal, habla de proyectos de infraestructura para fortalecer el turismo y generar desarrollo regional para el mismo propósito, propone partir el Istmo con vías férreas y convertirlo en zona franca para competirle al Canal de Panamá, además propone hacer de la frontera norte una especie de paraíso fiscal, (como Trump ha convertido a EU) que sirva de cortina para aquellos que buscan el sueño americano y mejor comiencen a trabajar en el “nuevo sueño mexicano”.

Finalmente reitera la idea de relanzar una nueva “Alianza para el Progreso” como aquella que implementó en 1961 el Presidente Kennedy, con el propósito de fortalecer a Centroamérica y se frene la migración ilegal.

Al final López Obrador se compara con Donald Trump, al señalar que ambos: “hemos enfrentado la adversidad con éxito” y “conseguimos desplazar al establishment”, creo que son dos personajes opuestos, en dos contextos diferentes que no se pueden comparar.

La carta claramente sin mencionar el muro, persuade al mandatario de desistirse de construirlo y de confiar en la implementación de estas soluciones de raíz, para frenar la migración ilegal, pero hay que recordar que Trump se quiere reelegir y su mejor propuesta para su electorado es golpear a México con el muro fronterizo, así como su cero tolerancia contra los migrantes ilegales, no obstante el camino que está siguiendo el equipo del virtual presidente es el correcto, porque deben agotar todas instancias posibles antes de caer en la confrontación.

Estados Unidos ha respondido la carta positiva y cuidadosamente, está tomando sus reservas para no caer en la emoción de creer en todas las promesas escritas, señala estar de acuerdo con los cuatro ejes rectores, pero ha enfatizado que la prioridad es renegociar lo más pronto posible el TLC, ya que si no tendrá que tomar otras medidas muy diferentes al respecto, y es muy enfático en que no aceptará la migración ilegal, no obstante le da entrada a la propuesta de desarrollo en Centroamérica sin relajar su seguridad fronteriza.

Estados Unidos sabe que le están ofreciendo algo muy difícil de cumplir ya que se requieren grandes cantidades de dinero que no tenemos para realizar estos sueños de grandeza, por eso no será fácil convencerlos de cambiar sus planes respecto a México, por lo que el nuevo gobierno tendrá que seguir reinventando su estrategia frente a EU y demostrarle que sí es posible lo que promete.

López Obrador quiere abrir una nueva era en la diplomacia mexicana que retome el liderazgo de América Latina, su primer acierto ha sido darle prioridad al vecino del norte y comenzar una nueva relación de respeto, estrategia que ha funcionado hasta el momento, pero no pueden confiarse, deben comenzar un plan alterno que les permita negociar con otras naciones, deben reforzar lazos con China y países europeos, y deben relanzar una nueva oferta mundial de inversión y negocios con el resto del mundo para promocionar a México como una economía emergente con miras a convertirse en una potencia regional económica.

Escritor y analista internacional