Hacen 319 operaciones de reconstrucción de mama en Hospital General

Aún faltan 131 intervenciones por realizar en el nosocomio Dr. Eduardo Liceaga en conjunto con el DIF Nacional

El secretario de Salud, José Narro, participó en el cierre de la Cierre de la Macro campaña de reconstrucción de mama
El secretario de Salud, José Narro, participó en el cierre de la Cierre de la Macro campaña de reconstrucción de mama. (Foto: Nadya Murillo/El Universal)
Nación 27/10/2016 18:18 Perla Miranda Ciudad de México Actualizada 20:19

Un total de 319 mujeres provenientes de 25 estados recuperaron uno o ambos senos gracias a la primer Macro campaña de reconstrucción de mama implementada por el Hospital General de México Dr. Eduardo Liceaga en conjunto con el DIF Nacional y con la Beneficencia Pública.

Aún faltan 131 operaciones que se realizarán en dicho nosocomio. En apoyo de las pacientes también se entregaron 344 expansores y 44 prótesis, la inversión realizada por el Seguro Popular ascendió a 5 millones 237 mil 600 pesos.

El cierre de esta campaña estuvo presidido por el secretario de Salud, José Narro Robles, quien resaltó que estas cirugías son el reflejo de que se puede trabajar en conjunto, “podemos hacer una gran articulación y promover una mayor intervención, convocar entre todos a los pacientes, mujeres y decirles que tenemos capacidad de respuesta para todos los casos”.

Sin embargó, el funcionario recordó que México aún enfrenta un problema serio ya que cada año se presentan más de 20 mil nuevos casos de cáncer de mama y alrededor de 6 mil mujeres fallecen anualmente. Destacó que a pesar de que en los últimos cuatro años se han practicado casi 8 millones de mastografías éstas aun son insuficientes.
A su vez, César Athié, director del Hospital General de México Dr. Eduardo Liceaga, reconoció la labor del grupo de cirujanos plásticos que participó en esta noble causa y afirmó que ahora las pacientes se convirtieron de nuevo en “una Venus de Milo, pero con brazos, ahora seguirán viviendo pero sin complejos”.

Dio a conocer que se practicaron seis técnicas quirúrgicas diferentes, cinco intervenciones para drenar un hematoma y se cubrieron turnos matutinos y vespertinos con 93 cirugías por semana.

La directora general de la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública, María del Socorro García Quiroz señaló que además de las 319 mujeres beneficiadas en la Ciudad de México, en estados como Baja California Sur, Campeche, Colima, Coahuila, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa y Yucatán se sumaron otras 180 pacientes.
“Lo primero que hice fue tocarme”

Pasaron más de 5 horas para que Graciela Martínez despertará, cuando abrió los ojos, lo primero que hizo fue tocar ese espacio que había estado vacío por más de siete años “lo primero que hice fue tocarme, no podía creer que tenía de nuevo mis dos senos”.
Esta mujer de 58 años se enteró de la macro campaña por un programa de televisión y un familiar, al relatar su experiencia no puede evitar sonreír: “mi vida cambió al 100%, cuando perdí el seno sabía que era afortunada porque seguía con vida pero físicamente me sentía incompleta” dijo a EL UNIVERSAL.
El 1 de diciembre de 2009 le fue practicada una mastectomía luego de que se le detectara cáncer, en ese tiempo contaba con seguro social y pensó en una reconstrucción de mama, sin embargo el IMSS no cubría todos los gastos; “yo tenía que pagar la prótesis que es lo más caro y ese dinero estaba fuera de mi alcance” aseguró.
Después de que supo de esta convocatoria se alistó para realizar todos los trámites, que dice, fueron sencillos y fáciles, su cirugía quedó programada para el 13 de octubre, cuenta que la atención en el Hospital General fue muy buena y amable.
A Graciela le quitaron tejido de la espalda para colocarlo en la mama, a casi un mes de su operación, todavía tiene que usar un sostén que también le proporcionaron en el HG y acudir a revisiones médicas para constatar que las heridas no presenten infecciones. Después tendrá que poner agua salina al expansor que le colocaron para que tome el tamaño adecuado y en un par de meses le pongan la prótesis.
Hoy al verse al espejo sobresalen las cicatrices pero “te ves y te sientes bien, ya estoy igual que antes, eso me motiva a echarle ganas” concluyó.

pmba

Comentarios