Normalistas denuncian agresión

Jóvenes dicen que iban a la capital de Guerrero y los bajaron del autobús

Padres de los 43 y alumnos de la Normal de Ayotzinapa realizaron una rueda de prensa, en la que reprobaron el presunto ataque a un grupo de estudiantes. Pidieron la permanencia del GIEI para que investigue la desaparición de los normalistas.
Nación 10/04/2016 02:13 Vania Pigeonutt / corresponsal Chilpancingo, Gro. Actualizada 02:14

[email protected]

Normalistas de Ayotzinapa fueron presuntamente golpeados por policías federales que, según la versión estudiantil, les cortaron cartucho y los obligaron a bajarse del camión en el cual acudieron a la capital de Guerrero a repartir volantes con información sobre sus 43 compañeros desaparecidos.

De manera casi simultánea y en respuesta a que los detuvieron los uniformados en la caseta de cobro del libramiento a Tixtla —municipio donde está la Normal Rural Raúl Isidro Burgos—, alrededor de las 10:00 horas una decena de estudiantes del plantel destruyó una patrulla y retuvo a un policía estatal que vigilaba en un módulo ubicado a pocos metros de la escuela.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado informó en un comunicado que “estudiantes de la Normal Rural agredieron sin motivo alguno a Policías del Estado, quienes permanecían en el puesto de seguridad y vigilancia ubicado en Tixtla, cerca de esta escuela”. No hay detenidos por estos hechos.

En conferencia de prensa, Ernesto Guerrero, secretario general del plantel, afirmó que en la caseta efectivos a bordo de tres patrullas de la Policía Federal, una identificada con el número 14858, les marcaron el alto, luego de que los bajaran, sin justificación aparente, cortaron cartucho y un estudiante sufrió una quemadura hecha por uno de los elementos. Aunque no explicaron de qué modo lo quemaron.

La dependencia local aseguró que durante los hechos, los normalistas destrozaron la patrulla número económico 227 y agredieron a un suboficial, a quien además se llevaron a la normal después entregaron en la Dirección de Seguridad Pública del municipio de Tixtla. La dependencia informó que se realizan investigaciones para fincar responsabilidades.

Ernesto Guerrero admitió que unos 10 compañeros destrozaron la unidad y retuvieron al policía estatal por casi media hora, pero, justificó, fue para garantizar que los demás compañeros no quedaran detenidos. EL UNIVERSAL solicitó una posición de la Policía Federal, y ésta rechazó la versión y señaló que siempre se ha privilegiado el diálogo con los estudiantes.

Temas Relacionados
normalistas agresiones

Comentarios