Suscríbete

Sin pistas en asesinato de familia mexicana: EU

Nación 07/02/2016 04:10 Redacción Actualizada 08:14

Todas las líneas de investigación, abiertas, dice Policía de Chicago; es una indagatoria compleja y llevará tiempo, admiten autoridades

La Policía de Chicago investiga el móvil del homicidio de los seis integrantes de la familia Martínez Hernández, de origen mexicano, cuyos cuerpos se localizaron el jueves pasado en la comunidad de Gage Park, con lesiones de armas de fuego y punzocortantes, así como golpes.

Hasta el momento las autoridades no han dado a conocer ninguna hipótesis sobre el crimen colectivo, siguen en busca de pistas, puesto que las puertas de la casa estaban cerradas, no había cerraduras forzadas o elementos que pudieran hacer presumir que se trató de un robo.

La familia era originaria de la comunidad La Noria, municipio de Tarimoro, Guanajuato, de donde migraron hace una década, por lo que el gobierno de México, a través del consulado, solicitó a las autoridades una investigación exhaustiva para esclarecer el multihomicidio y que se encuentre a los responsables, indicaron autoridades de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), que instruyó al cónsul Carlos Jiménez Macías dar seguimiento al caso.

Las víctimas, quienes se presume pudieron haber sido asesinadas el 2 febrero, fueron identificadas como Noé Martínez Rico y Rosaura Hernández Vega, de 60 años; sus hijos Noé, de 40 años, y Herminia, de 30, así como los hijos de ésta, Alejandro y Leonardo Cruz Martínez, de 10 y 13 años, respectivamente, quienes eran ciudadanos estadounidenses.

Análisis periciales. Medios locales como el Chicago Tribune han dado seguimiento al caso y revelaron que los forenses del condado de Cook, Illinois, determinaron pericialmente la mecánica empleada en estos homicidios como parte de las diligencias que se requieren para esclarecer el móvil.

La oficina del médico forense precisó la causa de las muertes: el hombre de más edad, Noé Martínez, y sus dos nietos fallecieron por heridas de arma punzocortante; Rosaura, la abuela, por “múltiples heridas y golpes”.

De acuerdo con los primeros dictámenes, el hijo de la pareja, Noé Martínez Hernández, murió a causa de “heridas causadas por un objeto desafilado y golpes”; su hermana Herminia, madre de los dos menores victimados, presenta heridas de bala. Aunque no se ofrecieron más detalles sobre el número de impactos o el calibre del arma que se utilizó.

Los seis integrantes de la familia Martínez Hernández fueron encontrados sin vida poco después de las 13:00 horas del pasado jueves 4 de febrero y, de acuerdo con las investigaciones policiacas, fueron asesinados desde la tarde del martes pasado.

Líneas de investigación. Roy Eugene, jefe de detectives de la Policía de Chicago, dijo en rueda de prensa que la indagatoria continúa para determinar la causa del multihomicidio.

Informó que las puertas de la casa estaban cerradas, no había cerraduras forzadas o elementos que pudieran hacer presumir que el móvil de este crimen fue un robo, aunque hasta el momento no se descarta ninguna línea de investigación.

Se analiza “un incidente doméstico, robo o la posibilidad de que los hubieran mandado asesinar”, dijo el portavoz de la Policía de Chicago, Anthony Guglielmi, a medios locales.

También se busca determinar si fueron uno o varios agresores quienes perpetraron el multihomicidio.

La policía recibió la alerta el jueves pasado, cuando un compañero de trabajo de Noé Martínez Hernández llamó a la comisaría para avisar que no se había presentado a laborar durante los últimos dos días.

El jefe de detectives de Chicago informó al respecto que agentes de la policía acudieron a la casa a realizar una inspección, tras el reporte sobre la ausencia de una de las víctimas en su trabajo, lo cual era “altamente inusual y muy sospechoso”, comentó el superintendente.

Cuando los policías arribaron al lugar, desde afuera vieron “lo que sospecharon era un cuerpo” en el piso de la casa, a la que ingresaron para descubrir los seis cadáveres en diferentes lugares del inmueble.

“Se trata de una investigación compleja (...) Estamos trabajando meticulosamente, lo que significa que tomaremos nuestro tiempo, pero con un sentido de urgencia, asegurándonos de que no pasemos nada por alto”, comentó Eugene.

Reveló que no había señales de disparos en la casa y añadió que la policía encontró las puertas de la vivienda cerradas, sin señales de que hubieran entrado por la fuerza o sustraído pertenencias de la familia, y las víctimas no estaban atadas.

Los familiares abrieron una página en el sitio de internet para recaudación de fondos: gofundme.com, en la que informan que la ayuda servirá para el envío de los cuerpos a México.

Con información de agencias

Comentarios