Suscríbete

Denuncian decesos por inanición en localidad siria

El régimen permite acceso de convoy humanitario a Madaya, donde la situación es crítica, según activistas

Imagen de un video supuestamente grabado en Madaya, donde según activistas la leche en polvo puede costar hasta 400 dólares (REUTERS)
Mundo 08/01/2016 01:54 Agencias Beirut Actualizada 01:55
Guardando favorito...

La gente se está comiendo las hojas de los árboles en la ciudad siria de Madaya, afirmó ayer a la agencia EFE el activista sirio Nasir Ibrahim desde el interior de esta localidad, asediada por las tropas del régimen de Bashar al-Assad, que ayer aprobó el traslado de suministros, según informó la Organización de Naciones Unidas (ONU).

En una conversación por internet, Ibrahim señaló que los más afortunados compran arroz con el dinero que les mandan sus familiares desde el exterior en los puestos de control gubernamentales que hay en las afueras de Madaya, cercada desde julio de este año y situada a las afueras de Damasco.

Según este activista, el kilogramo de arroz puede alcanzar los 200 dólares en esos puntos y la leche en polvo es casi un bien de lujo por el que se pagan unos 400 dólares.

Los civiles aguantan lo mejor que pueden las bajas temperaturas invernales, ya que no hay combustible para alimentar las estufas y los vecinos tratan de calentarse quemando las maderas que encuentran. Por fortuna, “agua sí que hay porque la ciudad está cubierta de nieve”, dijo el activista.

Las medicinas también escasean en Madaya, donde sólo queda un hospital de campaña “con muy poco instrumental y recursos”, apuntó la fuente. Ibrahim aseguró que unas 39 personas han fallecido en la localidad desde el inicio del asedio, “20 de hambre y las otras intentando salir del cerco”.

En un comunicado emitido por dos coordinadores para la asistencia humanitaria en Siria, la ONU destacó que 42 mil personas permanecen bajo sitio en Madaya, con un alto riesgo de sufrir hambre y de morir por falta de alimentos.

Reportó que el martes pasado un hombre de 53 años murió de inanición en la localidad, donde el último convoy de asistencia humanitaria había sido el del 18 de octubre.

El miércoles, Khaled Mohammed, médico del Programa Mundial de Alimentos (PMA) relató que los habitantes de Madaya comen pasto para mitigar mínimamente el hambre y que hace algunos días comenzaron a sacrificar perros y gatos y a comer su carne.

La página web del canal de televisión Al Jazeera reportó que solamente en diciembre murieron de hambre 31 personas en Madaya, seis de ellas bebés de menos de un año. La ONG Save the Children advirtió de que “más menores morirán en los próximos días y semanas a menos que sea repartida de inmediato en la ciudad asistencia vital como medicinas, carburantes y comida”.

En este contexto, una portavoz de la ONU en Damasco afirmó que están en marcha los preparativos para el nuevo convoy de ayuda para Madaya, Foah y Kefraya. Los suministros llegarán en los próximos días.

Al mismo tiempo, la ONU denunció que en el último año fueron aceptadas sólo 10% de las peticiones para que convoyes con asistencia humanitaria llegaran a zonas sitiadas y de difícil acceso. Explicó que un total de 4.5 millones de sirios viven en zonas de difícil acceso, además de los 400 mil que radican en zonas bajo sitio que no cuentan con insumos humanitarios que podrían salvar vidas.

Temas Relacionados
siria
Guardando favorito...

Comentarios

 

Recomendamos