"Podrían frenarse proyectos en México"

Un obrero iraní en la refinería de Teherán, en diciembre de 2014. El regreso del país al mercado petrolero puede abatir más los precios del crudo (VAHID SALEMI. AP)
Mundo 24/01/2016 02:51 Rubén Migueles Tenorio Actualizada 04:44

rubé[email protected]

El regreso de Irán al mercado del petróleo podría traer como consecuencia en México, que los proyectos de perforación y explotación en aguas profundas dejen de ser rentables, si la cotización del crudo se mantiene en los próximos ocho o diez años por debajo de los 30 dólares, afirma George Baker, especialista internacional, director de estrategias de energia.com, con sede en Houston, Texas.

El especialista considera difícil que Irán vaya a competir de manera importante con México por el flujo de inversiones globales en el sector petrolero y advierte que la producción de Irán difícilmente crecerá de manera importante en el mediano plazo.

¿La incorporación de Irán al mercado petrolero qué desafíos con-lleva para México?

—En principio hay un efecto indirecto; suponiendo que Irán incremente el abastecimiento de petróleo crudo en 500 mil barriles por día, ello afectará aún más el precio internacional, deprimiendo la cotización del petróleo mexicano por debajo de los 20 dólares. Con ese nivel de precio será difícil para las empresas petroleras pensar en proyectos de gran calado.

Actualmente está sobre la mesa la convocatoria para la licitación en aguas profundas y para estos proyectos es necesario contar con precios del petróleo arriba de 60 dólares por barril, por lo que comprometerse en un proyecto en condiciones en que el precio esté debajo de los 30 dólares sería muy aventurado.

Pero vale la pena aclarar que el primer barril que se extraiga de aguas profundas no llegará sino hasta dentro de ocho o diez años. Entonces, no preocupa tanto que el precio esté actualmente debajo de los 20 o 30 dólares; lo que sí preocupa es lo que pasará en ocho o diez años si el precio sigue estando debajo de 30 dólares.

¿Irán podría competir con México por inversiones en el sector petrolero?

—Lo dudo, con una situación tan volátil como la actual, con mucho movimiento y un sentimiento en Irán contra los países de Occidente, en especial contra Estados Unidos. En este sentido, veo muy difícil que los fondos de inversión de Occidente pudieran estar interesados de invertir en Irán.

Con la liberalización de recursos, ¿cree que Irán podría estar interesado en invertir en México?

—Sería una aventura, pero hay casos como el de Rusia que invirtió en Chicontepec, en el campo de Amatitlán y también sabemos que a través de grupo Diavas, está Sinopec que es una empresa petrolera china. Entonces, Irán podría “jalarle las orejas” a Estados Unidos con una inversión en México, podría ser interesante una aventura de un proyecto en México, pero a lo mejor habría presión diplomática por parte de Estados Unidos para convencer a las autoridades de no ceder en esta aventura. Entonces yo lo veo poco probable, pero no podemos descartar la idea en su totalidad.

¿Sería Irán un mejor socio para México que Arabia Saudita?

—No, porque Irán tiene demasiado ruido político, ruido militar, ruido económico, sería una aventura fuera de lo pensable tratar de fomentar, animar o impulsar relaciones de inversión, de capital, para aliarse con Irán. Es más prudente por el lado de Arabia Saudita.

¿Cuáles son las perspectivas para Irán y México en el mercado petrolero?

—En el caso de México, la producción podría caer por debajo de los 2 millones de barriles; podría caer producto de los recortes presupuestales, estaba leyendo que habría un recorte de 50% en el presupuesto del campo Ku-Maloob-Zaap y de 30% en Cantarell. Con esos recortes habrá menos mantenimiento, menos perforación, menos personal, entonces con ello en su conjunto va a seguir declinando la producción.

En el caso de Irán, la producción no se puede incrementar de la noche a la mañana, porque debe conseguir refacciones, así como equipo de inversión, que va a costar no sólo meses sino años en acomodarse, instalar, entrenar, o sea un largo proceso, no es cosa de que en dos meses va a duplicar su producción de petróleo, ni nada por el estilo.

Comentarios