Suscríbete

Pese a rechazo, aún opera Tersa del Golfo en Cuautitlán

Metrópoli 19/09/2016 00:58 Rebeca Jiménez Corresponsal Actualizada 00:58

[email protected]

CUAUTITLÁN IZCALLI, Méx.— Tersa del Golfo sigue operando en Santa María Tianguistenco, en la zona de Tepojaco, donde empezó a recibir un promedio de mil 500 toneladas al día de basura de la Ciudad de México, desde enero de 2012, fecha en que la ex alcaldesa priísta Alejandra del Moral señaló su rechazo a que este municipio fuera “el basurero del Distrito Federal”.

Han pasado más de cuatro años y Tersa del Golfo sigue recibiendo basura de la CDMX, pese al rechazo de los ex alcaldes Alejandra del Moral, Karim Carvallo Delfín e incluso de Víctor Estrada Garibay, quien ratificó la decisión de no confinar los residuos de los izcallenses en este depósito.

Colonos de Tepojaco y Ailes ante el olor nauseabundo, nubes de moscas y plagas de cucarachas y ratones, bloquearon los accesos a este basurero, que no cumplía con la Norma Ambiental Mexicana 083 en febrero de 2015.

El paso de decenas de tráileres de la CDMX rumbo a Tersa del Golfo afectan calles y avenidas de este ayuntamiento, desafortunadamente autoridades del trienio anterior dejaron de regular el paso de camiones por el municipio, por lo que las unidades pesadas transitaban por calles de colonias como La Manga en San Francisco Tepojaco, donde destrozaron el pavimento, afirmó el presidente municipal.

El ayuntamiento de Cuautitlán Izcalli no tiene competencia para supervisar la operación de Tersa del Golfo, cuya licencia fue otorgada en el trienio 2009-2012.

Los permisos otorgados a Tersa del Golfo para operar un relleno sanitario en Cuautitlán Izcalli son otorgados por la Secretaría de Medio Ambiente y legalmente quien tiene facultad para supervisar su operación es la Procuraduría para la Protección del Ambiente del Estado de México (Propaem), dijo el alcalde Víctor Estrada.

—¿Exigirá pago económico por el daño ambiental que genera la basura de la CDMX a Cuautitlán Izcalli?

—Si fuera por populismo te diría que sí, pero el problema sería cuantificar y comprobar el daño específico que provocan los camiones pesados.

—Esta administración ha optado por hacer lo que sí puede hacer: regular el paso de los camiones con basura, por determinadas vialidades —acotó el alcalde priísta.

Comentarios