Encuentran muerta a niña desaparecida

Los habitantes de Naucalpan establecen métodos de vigilancia y autoprotección

Junto al Acueducto de Los Remedios, donde fue hallado el cuerpo de Jennifer de 13 años de edad, trabajadores sacaron casi cinco toneladas de yerbas secas (REBECA JIMÉNEZ. EL UNIVERSAL)
Metrópoli 15/01/2016 01:16 Rebeca Jiménez Jacinto Actualizada 13:37

[email protected]

Naucalpan, Méx.—El hallazgo del cuerpo de Jennifer, quien a sus 13 años fue encontrada muerta junto a los arcos del Acueducto de Los Remedios, no ha sido el único ataque a mujeres y menores de edad en esta zona que ya es llamada como El Triángulo de Las Bermudas, donde los vecinos dan cuenta de al menos tres casos más de agresiones sexuales.

Tras este feminicidio, el Cabildo aprobó establecer antes del 31 de enero el Protocolo de Actuación Policial en Materia de Delitos Vinculados a la Violencia de Género, informó la síndico Mariela Pérez de Tejada, el cual empezará con 21 policías, en su mayoría mujeres que ya fueron capacitadas para detectar situaciones de alto riesgo.

Entre matorrales, basura y botellas de cerveza, junto al Acueducto de Los Remedios, fue encontrado el cuerpo semidesnudo de Jennifer, una hora después de que sus compañeros se despidieron de ella al salir dela secundaria 97, Maximilano Ruíz Castañeda, la noche del 7 de enero, incluso aún traía el suéter de la escuela, aseguraron presidentes de colonos de la zona, quienes exigen no sólo más vigilancia, sino además la iluminación de los puntos oscuros y abandonados en esta zona donde operan más de 20 escuelas de todos los niveles.

“Muchas veces pedimos que limpiaran el lugar, tenemos decenas de oficios pero nunca nos hicieron caso”, comentó indignada Gaby Izquierdo, dirigente vecinal de la colonia aledaña Sierra Nevada.

Este jueves una cuadrilla de trabajadores de servicios públicos del ayuntamiento limpió y podó la yerba seca, entre la que la pequeña fue atacada sexualmente y asesinada por un agresor o agresores, que no fueron detenidos, pese a que el sitio está a unos metros del módulo de policía de Los Arcos.

El martes otra joven fue atacada muy cerca del sitio, por dos sujetos que intentaron subirla a un auto tipo Monza, agresión que fue impedida por el hermano de la víctima, que pese a que los sujetos iban armados los enfrentó y llamó la atención de los vecinos quienes, lo respaldaron y auxiliaron.

Al ir a denunciar al ministerio público, Bethel Solis “nos pidió volver el viernes, porque no hay sistema”, sin tomar datos de los agresores o del auto para intentar rastrearlo, señalaron familiares de la joven atacada.

Temas Relacionados
Naucalpan

Comentarios