18 | MAR | 2019
Ex gobernador priísta de Coahuila, Rubén Moreira Valdez. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)

Mutis de Rubén Moreira ante el gasolinazo

02/01/2017
02:22
Corresponsales de EL UNVIERSAL
-A +A
Kiosko

Mutis de Rubén Moreira ante el gasolinazo

Al que en los últimos días le han recordado su pasado en redes sociales es al gobernador priísta de Coahuila, Rubén Moreira Valdez, a quien le exigen congruencia, ya que en febrero de 2010 cuando dirigía el PRI en la entidad, organizó una manifestación en la que participaron casi 30 mil militantes para protestar por el gasolinazo de aquel entonces, medida aplicada por el gobierno del panista Felipe Calderón Hinojosa, y que se conoció como la “marcha del cacerolazo”.

En ese momento, nos hacen ver, el mandatario exigió la renuncia de Calderón Hinojosa con el argumento de que incrementar los precios de los combustibles repercutía en los costos de alimentos y servicios. Ahora, seis años después, la ciudadanía no olvida aquel evento y le piden a don Rubén que se pronuncie de igual manera contra el gobierno federal. Nos aseguran que Moreira prefiere mantenerse alejado de los reflectores y no emitir ningún comentario de este tema ni de las elecciones de este año, para no salir raspado.

 

Priístas buscan reconquistar Mérida

En Mérida tomó posesión como nuevo presidente del comité municipal del PRI Jorge Esquivel Millet, quien dejó de ser consejero jurídico del gobierno estatal para enrolarse en los menesteres partidistas, pues con su llegada y con el respaldo del mandatario Rolando Zapata Bello, nos aseguran, el tricolor intenta recuperar la alcaldía de la capital yucateca, luego de que desde 2012 la perdieron y durante los últimos años Acción Nacional ha tomado el control en ese ayuntamiento.

Con este enroque, nos platican, el PRI ahora le apuesta a un hombre muy cercano al gobernador para que rumbo al 2018 busque reconquistar uno de los municipios más importantes de la entidad, que por décadas fue bastión priísta.

 

Ven oportunismo en senador oaxaqueño

El senador y ex candidato a gobernador de Oaxaca por el Partido del Trabajo (PT), Benjamín Robles Montoya, busca a toda costa ganar adeptos en la entidad. Por la motivo, una de sus campañas más recientes fue colocar espectaculares para aglutinar a los sectores afectados por las deudas del ex gobernador Gabino Cué Monteagudo, aunque, nos dicen, no obtuvo resultados favorables. Ahora, frente al gasolinazo, Robles Montoya aprovechó la oportunidad y convocó en Oaxaca y otros estados de la República a una movilización nacional en contra de los incrementos al combustible y de forma paralela, impulsa a su esposa mediáticamente para que en un futuro asuma algún cargo de elección popular. Sin embargo, nos aseguran, estos esfuerzos tampoco tendrán éxito, pues la ciudadanía considera que únicamente buscan provecho político.

 

Alcalde de Guasave se va por la puerta de atrás

El panista Armando Leyson se vio obligado a rendir su último informe como edil de Guasave, Sinaloa, en una oficina de la Dirección de Seguridad Pública ante el temor de sufrir agresiones físicas y verbales por parte de los burócratas municipales y trabajadores de confianza, a quienes se les adeudan cuatro quincenas, aguinaldos, cajas de ahorro y otras prestaciones; monto que, nos comentan, asciende a 98 millones de pesos, además de que don Armando heredó a la nueva alcaldesa priísta, Diana Armenta, una deuda a corto plazo de 221 millones, en la que se incluye pago a proveedores.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios