18 | NOV | 2019
3
Orbelín Pineda experimentó la desesperación rojiblanca (JORGE BARAJAS. IMAGO7)

Sobre Chivas cae una maldición

29/02/2016
00:32
César Huerta / Corresponsal
Guadalajara
-A +A
Guadalajara no puede ganar, pese a tener un hombre más; Omar erra penalti

[email protected]

Son 90 minutos para responder una pregunta: ¿Cómo es la cara de la desesperación? La respuesta viene en la segunda parte. Basta ver el rostro de Omar Bravo. Minutos antes ha fallado un penalti. Y ahora una volea que manda por encima. Entonces vienen los abucheos al histórico capitán. Al máximo anotador en la historia del Guadalajara. Sus fallas sentencian el 1-1 definitivo frente a Tijuana.

Pero la presión es demasiada en el Rebaño, que no conoce la victoria después de ocho jornadas. El mochiteco no puede permanecer estático ante los silbidos. Mira a la tribuna. No está acostumbrado a ese trato. Levanta la mano derecha. Hace un ademán hacia los aficionados. Es la cara de la desesperación.

Arranque revolucionado. Tal vez el mejor que ha tenido Guadalajara. Carga su ataque, sobre todo, por el costado derecho, donde Raúl ‘Dedos’ López crea una productiva sociedad con Isaac Brizuela.

Es el ‘Conejito’ quien toma la redonda por la banda. Se abre espacio entre tres. Logra puntear. Ángel Zaldívar le devuelve de primera intención. La pared es perfecta, pues deja al rojiblanco en mano a mano con Federico Vilar. Brizuela, ante la salida del arquero, toca con suavidad. El zurdazo termina en las redes.

Carlos Guzmán mete un servicio potente y raso. Rodolfo Cota no sale a cortar. En el área chica, Edwin Hernández estira la pierna, en busca de tapar el esférico. El ‘Aris’ sí hace contacto con la redonda, pero la manda a las redes de su propio arco. El 1-1 de los Xolos al 26’.

La insistencia de Chivas parece aclararle el camino. Minuto 57. El servicio viaja elevado. Elio Castro empuja por detrás a Jair Pereira. El árbitro no duda. Se escucha el silbatazo. Señala el manchón. Hay amarilla para el jugador de Tijuana. Es la segunda. Se va expulsado y el conjunto rojiblanco tiene penalti.

Omar Bravo toma la redonda. El peso es demasiado. El máximo anotador en la historia del Guadalajara patea fuerte, pero Federico Vilar aguanta. Se tiende a su derecha y tapa. Penal fallado, al 59’. Con un hombre no puede. Chivas no hace mucho por alejarse del descenso. La crisis recrudece cada semana.

Al término del juego, Miguel Herrera despotrica por el penalti marcado: “El día de mañana vamos a jugar a las muñecas en el futbol mexicano. Afortunadamente Vilar hace su trabajo”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios