Bravía bienvenida a Matías Almeyda

Omar Bravo hace un gol para sellar la victoria de Guadalajara sobre Querétaro
Matías Almeyda tuvo un debut exitoso como nuevo pastor del Rebaño (ALFREDO MOYA. JAM MEDIA)
21/09/2015
00:36
-A +A

Guadalajara.— Una regla no escrita del futbol asegura que equipo que estrena técnico gana. Pero no se trata de un designio divino que en automático deba cumplirse. Los partidos se trabajan en el campo. Y ahí, en ese rectángulo verde, el argentino Matías Almeyda, sentado por vez primera en la banca de Chivas, tiene un factor a su favor: Omar Bravo.

No ha sido una semana sencilla para nadie. El capitán rojiblanco fue uno de los principales promotores de la petición que hizo el plantel al dueño Jorge Vergara, para que reconsiderara el futuro de José Manuel de la Torre y lo dejara continuar en el cargo. La decisión no cambió. Con profesionalismo, el mochiteco le respondió al ‘Pelado’ donde debe: en el campo. Ahí, donde un gol suyo sentencia la victoria por 2-1 sobre el Querétaro de Víctor Vucetich.

Los nombres no varían demasiado. Son casi los mismos. La intención y actitud sí son son distintas.

Minuto 21. Jorge Enríquez controla el esférico en medio campo. Levanta la mirada. Toque profundo. Preciso. Carlos Fierro alcanza la redonda. Centro de primera intención. Víctor Milke tiene espacio para despejar, pero se duerme y Bravo hace gala de hambre.

El máximo anotador en la historia del Rebaño Sagrado se adelanta. El balón golpea en el zaguero queretano para irse al fondo. Se decreta el autogol a favor de Chivas.

Arranca apenas la segunda parte. Fierro, habilitado por Matías Almeyda como volante por derecha, controla. Levanta la mirada. Envía un centro pasado. A segundo poste, Omar Bravo se levanta para un cabezazo. Gol de Guadalajara, al 56’. El 127 en la cuenta del mochiteco como jugador rojiblanco.

Para el Rebaño Sagrado, se complica el encuentro al 73’, cuando Marco Fabián recibe una rigorista tarjeta roja por una barrida sobre Orbelín Pineda. Se perderá el Clásico frente al América la semana entrante en el Estadio Azteca.

Entonces, Gallos Blancos se vuelca al frente. Encuentra recompensa al 79’, cuando Víctor Milke cabecea, de espalda al arco y al fondo de las redes. El 2-1 llena de angustia la atmósfera del estadio Omnilife que guarda un silencio nervioso.

Los minutos finales son dramáticos. Con 10 hombres, el Guadalajara se defiende como puede. El silbatazo final devuelve la sonrisa al equipo que ha estrenado técnico. Tres puntos de oro en el tema porcentual, para aprovechar las derrotas de Puebla, Morelia y Dorados. Matías Almeyda se ha presentado con una victoria. A su favor ha tenido el factor clave: Omar Bravo.

Mantente al día con el boletín de El Universal