Se resigna a ser olímpico otra vez

Elías Emigdio no ha recibido la oferta que esperaba para ir al boxeo de paga, por lo que seguiría como amateur
Elías apoya para la realización de un pequeño torneo en Naucalpan. (FOTO: ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
03/12/2016
00:31
Adriana Díaz Reyes
-A +A

[email protected]

Aunque ya pasaron cuatro meses desde que los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro cerraron el telón, el púgil mexicano Elías Emigdio no ha recibido las propuestas de emigrar al profesionalismo que esperaba.

Es por ello que el oriundo de Guerrero contempla la posibilidad de mantenerse como amateur un ciclo más y pelear en Tokio 2020 por la medalla que no alcanzó en Brasil.

“Hasta ahora no ha existido mucho interés ni ofertas buenas, a pesar de que me respalda una extensa carrera e importantes resultados a nivel nacional. Creo que una buena opción es mantenerme en el Comité Olímpico Mexicano entrenando para un nuevo ciclo”.

Emigdio, quien fue eliminado en los octavos de final de la justa veraniega, relató que recibió algunas propuestas pero no las consideró justas en cuanto al pago se refiere.

“Tengo experiencia de siete años y creo que merezco buenas ofertas porque mi calidad está probada y he sido muy constante, eso debería de reflejarse a la hora de hablar de un buen contrato. Voy a esperar a que vuelva a ser convocada la selección en enero y posiblemente me espere hasta 2020. No estoy interesado en irme al boxeo de paga si no me conviene económicamente”.

Mientras espera una buena propuesta de las promotoras, el púgil contribuye para la realización de un pequeño torneo en Naucalpan y acude al COM para apoyar a las nuevas generaciones de la disciplina.

“Tengo un guardadito de lo que fue la Serie Mundial y la Aiba Pro Boxing y con ello he podido organizar una competencia en donde ahora vivo”, relató.

—¿Estás de acuerdo con la inclusión del boxeo profesional en los Juegos Olímpicos?

—Yo creo que sí, porque según lo que observé en Río de Janeiro no representaban ningún peligro para nosotros. A los tres rounds ellos apenas están calentando y nosotros somos de explosividad. En lo que no estoy de acuerdo es que ellos, al cobrar bolsas más generosas tienen la posibilidad de llegar mejor preparados a los Juegos Olímpicos porque tienen más recursos; eso es lo que no se me hace justo”.

Además de regresar a los entrenamientos y representar a nuestro país a nivel internacional, Emigdio tiene otra meta.

“Estoy a dos años de terminar la licenciatura en derecho. Después de titularme como abogado también me gustaría explotar mi carrera, pues es otra forma de tener un ingreso extra además de participar en las ligas profesionales y obtener ganancias. Otro orgullo para mí es pertenecer al Ejército Mexicano que me ofrece un seguro de cobertura amplia para toda mi familia”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS