Internet causa pérdida de intimidad, señala Franzen

El escritor estadounidense visita por segunda ocasión el encuentro literario

Cultura 30/11/2015 03:54 Yanet Aguilar Sosa Guadalajara Actualizada 06:52

[email protected]

¿Qué va a pasar con la literatura si la definición fundamental de ser humano repentinamente cambia, si las personas ya no son primordialmente lo que son, caminando como un cuerpo que vive y respira, que no es una persona, sino el avatar de sí mismo que presenta en los medios sociales y en Internet? Eso cambia las reglas de todo”, manifestó el escritor estadounidense Jonathan Franzen, al hablar de la identidad del ser humano inmerso en el mundo de las tecnologías.

El autor de Pureza, novela que presentó ayer en el marco de la 29 Feria Internacional del Libro de Guadalajara, dijo que hoy los seres humanos tenemos miedo a relacionarnos con otras personas porque ya todo mundo conoce todo de todo mundo a través de las redes sociales y del Internet y esas son parte de las ansiedades de la sociedad actual.

“¿Qué significa la identidad cuándo tenemos una segunda identidad que está integrada o compuesta por aquello que nosotros presentamos como nuestra imagen en los medios sociales o en el Internet? ¿Qué pasa cuando otra persona puede saber más acerca de mí de lo que yo puedo saber acerca de mis mejores amigos, nada más con meterse a buscar en Internet?”, se planteó el intelectual.

Las preocupaciones de Franzen parten del reconocimiento de que hay mucho a lo que le debemos tener miedo y a que en las personas hay mucha ansiedad. “Las capacidades tecnológicas han creado un conjunto de ansiedades acerca de ciertas cosas que nosotros siempre hemos asumido, me parece que hay un miedo de que todo lo que nosotros hemos aprendido y entendido de la naturaleza humana por miles de años de repente se va a volver obsoleto en cuestión de unos cuantos años”, señaló.

Criticó que los estadounidenses tienen miedo a todo, que son personas que necesitan líderes fuertes que den al traste los derechos humanos y deshagan de los extranjeros porque por ejemplo, tienen miedo a los mexicanos, tienen miedo al ébola, le tienen miedo a los terroristas.

“La gente le tiene miedo también a las vacunas, pero curiosamente no le tiene mucho miedo a las pistolas ni a las armas, y eso no me lo puedo explicar. Yo le tengo miedo a las armas, pero bueno esos son miedos políticos histéricos que a mí no me interesan tanto… a mí me interesan más los miedos más profundos que yo sé que la gente tiene; en cierta forma pudiera describir cada una de mis cinco novelas como un intento por investigar las ansiedades que para mí parecen primarias”, afirmó Franzen.

El autor de Las correcciones, libro ganador del National Book Award que ha vendido 2 millones 800 mil ejemplares en el mundo, participa en la FIL Guadalajara por segunda ocasión, la primera fue en 2012.

En conferencia de prensa expresó que México tiene serios problemas en el tema de medio ambiente pero también, las condiciones para salir adelante gracias a la propiedad de la tierra que se maneja en nuestro país.

Citó cómo uno de los apocalipsis potenciales es ambiental; particularmente tiene que ver con el cambio climático y, en términos generales, con la destrucción completa del mundo natural, donde no haya biodiversidad, un mundo totalmente industrial en el que cultivos, animales y gente sea genéticamente modificada.

“México, debido a que es un país con una temperatura más caliente, tiene más razones para tenerle miedo al cambio climático; el clima en general se va a hacer más árido, más caliente, va a haber problemas de agua. Y lo que yo sé acerca de México es que México tiene la oportunidad de ser un líder en el mundo particularmente en el contexto de América Latina por la propiedad comunal de la tierra; la estructura de los ejidos y la propiedad comunitaria de bosques hace que México sea uno de los mejores lugares para la diversidad cultural y biológica. Debido a su pasado político me parece que hay menos posibilidades de que México sea totalmente dominado por intereses industriales porque todavía está desde luego la filosofía de que la mayor parte de la tierra pertenece a la gente”, afirmó.

Su vocación y conciencia está con el medio ambiente, con el cuidado de los ecosistemas y las aves; su convicción de escritor está con la literatura, y en particular con una literatura dotada de ironía, más porque vive en Estados Unidos.

“Nosotros tenemos a los militares, la gente está muriendo en ultramar, estamos matando con bombas, estamos extrayendo recursos naturales, dominamos el mundo y aunque seamos buenas personas, somos parte de ese país que ha estado haciendo cosas bastante terribles en los últimos 50 o 60 años, y entonces lo único que queda es ser irónico. Es difícil alejarme de eso porque desde la primera página de mi primera novela he sido un escritor irónico”, concluyó.

Temas Relacionados
Franzen internet

Comentarios