“Cuando yo ya no exista, seguirá existiendo el Premio”: Ignacio Solares

Cultura 25/08/2015 23:57 Yanet Aguilar Sosa Actualizada 00:02

[email protected]

“Me da mucho gusto que un premio lleve mi nombre, porque cuando ya no exista Ignacio Solares seguirá existiendo el Premio Chihuahuense de Narrativa Histórica”, señaló el escritor y dramaturgo mexicano que hace unos meses recibió un homenaje por sus 70 años de vida.

  • En una breve conversación telefónica, el celebrado autor de teatro y novelas históricas, se manifestó muy complacido por este reconocimiento a su obra, a su trayectoria y a su ejercicio literario del que ha dejado constancia en varios libros como “La noche de Ángeles”; “Madero, el otro” y “El jefe máximo”.

Justo en reconocimiento a su obra y a sus novelas históricas, el gobierno del estado de Chihuahua ha instituido el Premio Chihuahuense de Narrativa Histórica Ignacio Solares, dotado con 150 mil pesos y la publicación de la obra ganadora.

El Premio fue anunciado en el marco del Festival Internacional Chihuahua 2015, como una manera de homenaje al dramaturgo, ensayista y escritor Ignacio Solares, nacido en Ciudad Juárez en 1945. El galardón que lleva el nombre del colaborador de EL UNIVERSAL, se concederá por primera vez en 2016.

Con este premio, reconocen la obra del escritor que es considerado un “maestro excepcional de la narrativa contemporánea mexicana”. Antonio Crestani, titular de la Dirección General de Vinculación Cultural, en representación del presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Rafael Tovar y de Teresa, celebró la creación del nuevo galardón.

El director de Vinculación Cultural del Conaculta destacó la importancia de que el nuevo estímulo que reconoce la creación literaria y lleva el nombre de Ignacio Solares, pes se trata, dijo, que la literatura de este escritor y dramaturgo es resultado de un ejercicio de ensoñación.

“Los personajes de sus novelas, de sus cuentos y obras de teatro vislumbran, distinguen en la clara oscuridad de nebulosas, de la misma manera que él resuelve los acertijos que los datos históricos y las investigaciones que realiza le plantean”, señaló Antonio Crestani.

El funcionario cultural y discípulo de Ignacio Solares, agregó: “Nacho dijo en alguna ocasión que se dedica a la literatura porque ‘la gran condena del ser humano es tener una sola vida y contar con capacidad para ver miles’. De ahí que resulte razonable su fascinación por lo oculto, lo reservado a los iniciados y lo esotérico, como elemento que permanentemente lo hechiza y embruja para ir tras la conquista de una de las vertientes más sólidas en su literatura: la historia”.

Ayer, en un comunicado, Conaculta celebró la distinción a Ignacio Solares, y allí Crestani dijo que “el rigor por el detalle, el esmero y disciplina por la evidencia documentada y el dato demostrable”, son elementos vitales en la obra de Solares.

Temas Relacionados
Premio Ignacio Solares

Comentarios