Moody’s: Pemex no influye en la calificación soberana de México

Economía del país presenta condiciones de estabilidad, pese a entorno internacional

El director general de Moody’s México, Alberto Jones, destacó que el país tiene condiciones de estabilidad pese al complicado entorno global (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Cartera 11/03/2016 01:34 Actualizada 01:34

Acapulco.—Pese a la reestructura que vive Petróleos Mexicanos, su complicada situación financiera por la caída en los precios del petróleo y el impago a proveedores, no es un factor que influya para modificar la calificación crediticia de México, aseguró Moody’s.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el director general de Moody’s México, Alberto Jones, destacó que la economía mexicana presenta condiciones de estabilidad a pesar del complicado entorno internacional.

“La calificación crediticia del gobierno mexicano está fundamentada en muchas variables. En todas ellas presentan condiciones de estabilidad. Las métricas de ingresos gubernamentales con relación al PIB, a la deuda a ingresos, a pesar de este deterioro las métricas del gobierno siguen siendo comparablemente para otros países en la misma categoría de calificación. Por esa razón no vemos que haya motivos para cambiar su calificación”, dijo.

Actualmente, la nota crediticia para México por parte de la firma se mantiene en la categoría A3 estable.

Para Jones, en los próximos meses se van a enfrentar complicaciones de empresas que venden al gobierno y se vislumbra que el efecto por el aumento de tasas se presente a largo plazo.

“La subida de tasas tendrá una afectación más a largo plazo, pero ahora ha tenido un efecto positivo en el tipo de cambio”, añadió.

A la par, los estados y municipios van a tener mayores presiones ante la reducción de ingresos provenientes por las participaciones federales.

“La carencia de una mayor recaudación interna por parte de los estados es uno de los principales retos. Con la caída de los precios del petróleo esto va a tener un impacto en los ingresos participados a los estados y municipios. Habrá cadenas de proveedores el gasto de infraestructura vinculada al tipo de gasto de inversión que tienen estados y municipios que estará afectado por estas razones”, destacó.

Moody’s espera que en 2016 el crecimiento del país esté por debajo de 2.5%, cifra con la cual la firma realiza su planeación para proyectar los flujos de las empresas a las que califica.

“A pesar de esas circunstancias tan extremas que han afectado tanto al tipo de cambio y a las tasas de interés, con tantos cambios que afectan al ánimo, a pesar de ello que no se afecte el comportamiento de los agentes económicos y financieros del país, ese es el principal reto”, dijo Jones.

Temas Relacionados
79 Convención Bancaria

Comentarios