Ricardo Peláez lleva sus malas mañas al Guadalajara

El directivo pavonea a los cuatro vientos, que él no negocia, nunca de los nuncas, con promotores, pero...

Ricardo Peláez lleva sus malas mañas al Guadalajara
FOTO: IMAGO7
Universal Deportes 05/08/2020 23:07 Barra Brava Actualizada 23:27
Guardando favorito...

Como ha sido una costumbre siempre que gestiona un equipo, Ricardo Peláez maneja un doble discurso.

El espigado directivo pavonea a los cuatro vientos, que él no negocia, nunca de los nuncas, con promotores y que no se mete en temas económicos en cuanto a jugadores.

Pues nos dicen que no, que eso es solo es un discurso, una pantalla, porque en la práctica están bien metidos y si no creen, chequen la declaración judicial del testigo protegido Alfredo Álvarez Cuevas, vicepresidente del Cruz Azul, quien claramente lo señaló como parte de ese negocio de inflar los precios de los futbolistas.

PUEDES LEER: Cruz Azul recibía millones por perder finales: excooperativista

Y hay más ejemplos

En América tuvo la gran idea de llevar a Jesús ‘Churpias’ Moreno procedente de Alebrijes, pagando por un préstamo 200 mil dólares y una opción de compra de 3 millones de billetes verdes, y al final no pasó nada con el jugador, en una operación que estuvo muy enrarecida.

Ahora en Chivas, volvió a la carga. Ricardo Peláez volvió a aplicar una estrategia parecida. En sus redes sociales, el delantero Adrián Villalobos presumió su incorporación al popular equipo tapatío, pero, encontramos una similitud con lo que hizo con Cruz Azul: Villalobos proviene de la UdeG y es representado por Eduardo Hernández y su empresa PROMOFUT.

Como dirigente cementero, Ricardo aplicó la “Peláez” llevando a un joven lateral también de los Leones Negros, Antonio Santos Sánchez, con el mismo mecanismo: “préstamo con opción a compra”. Santos no jugó ni un minuto, pero eso sí, la empresa PROMOFUT se llevó su comisión por la negociación.

 

 

¡Qué curioso!

Llama la atención que llegue un jugador de 22 años a Chivas, que seguramente jugará en la filial de la Liga de Expansión, el Tapatío, cuando se supone que el impulso a las fuerzas básicas, sería el sello de la actual administración.

Quién lo viera.

Chivas se libró de un lastre, ya fue el Tío Higuera y sus contrataciones extrañas como la de Gael Sandoval y Ronaldo Cisneros, pero ahora llegó el Tío Peláez con otras “sanas” costumbres.

Temas Relacionados
Chivas Ricardo Peláez
Guardando favorito...

Recomendamos