Suscríbete

La historia de amor de un hombre que se casó con su muñeca y lo presume en Instagram

El ruso Yuri Tolochko le pidió matrimonio en 2019 pero la ceremonia se pospuso por la pandemia

La-historia-de-amor-de-un-hombre-que-se-casó-con-su-muñeca
El matrimonio se realizó hace unos días. Imagen Instagram @yurii_tolochko
Techbit 05/12/2020 09:00 Redacción Tech Bit Actualizada 09:00

En Instagram los usuarios presumen lo mejor de sus vidas, viajes, paisajes, su belleza y, por supuesto, el amor. Entre tantas publicaciones hay historias que no pueden pasar desapercibidas como la de Yuri Tolochko quien hace unos días se casó con su muñeca Margo. 

El hombres es un fisicoculturista ruso que, en 2019 le pidió matrimonio a su muñeca que, al parecer le dijo que sí, pues la boda estaba planeada para realizarse en marzo de 2020. Sin embargo, la pandemia retrasó la ceremonia. 

Esta curiosa historia de amor ha sido ampliamente documentada por el propio Tolochko a través de su perfil en Instagram en donde tiene 75.4 mil seguidores. En la red social tiene fotografías de su vida con la mujer inanimada, cenas, viajes y ahora también su boda y luna de miel. 

Como era de esperarse su relación llamó la atención de los medios locales quienes informan que Tolochko llevó una relación con Margo durante 18 meses antes de pedirle que se casara con él. 

En un inicio la muñeca mostraba sus articulaciones de metal pero, luego de un tiempo,  Tolochko decidió pagarle una “cirugía” para esconderlas y hacer más realista. Pues, aseguró, la muñeca comenzó a sentirse un poco cohibida por su apariencia después de que él hizo pública su relación en las redes sociales. 

yuri_tolochko.jpg

"Cuando le presenté su foto al mundo, hubo muchas críticas y ella comenzó a desarrollar un complejo por lo que decidimos hacernos una cirugía plástica”, afirmó el ruso a medios de su país.

El hombre asegura además que llevó a Margo a “una clínica real con médicos reales" y también que la muñeca tiene un trabajo de mesera en un bar local, incluso afirma que la conoció en el bar después de que otro hombre se le insinuara y él la protegiera.

Y, si creías que la relación es solo miel porque uno de los involucrados simplemente no puede hacer nada para quejarse, debes saber que el ruso afirma que sí han tenido peleas. Pero, se enamoró de ella porque “hay un alma tierna en su interior".

Hay que señalar que el fisicoculturista se identifica como pansexual, y puede enamorarse de "un personaje, una imagen, un alma, solo una persona".

Lee también: Muere mujer durante transmisión en vivo en YouTube. El dueño del canal ya es investigado

La boda 

De acuerdo con Yuri Tolochko fue en diciembre cuando le propuso matrimonio a Margo y la cuarentena no hizo más que aumentar su amor. En las imágenes que el fisicoculturista comparte en su Instagram se pueden ver detalles de cómo fue la esperada ceremonia. 

 

Al parecer la boda fue perfectamente legal según las leyes locales. En Kazajstán, el único requisito legal para un matrimonio es que ambos cónyuges den su consentimiento, sean mayores de 18 años y sean hombres y mujeres, es decir que no se excluyen muñecas, aunque sin duda es un absurdo que esta unión sea posible y no la de personas del mismo sexo. 

Pero bueno, en las imágenes de la boda se puede ver la muñeca vestida de novia, recibiendo el anillo por parte de su ahora esposo y hasta partiendo el pastel, mientras la pareja está rodeada de varios invitados elegantemente vestidos en lo que parece ser una ceremonia tradicional que hasta tuvo un primer baile romántico y un tierno beso de recién casados. 

Luego de eso el hombre ha compartido imágenes de la luna de miel con la pareja disfrutando juntos de unas vacaciones bajo el sol y de baños de burbujas. 

tolochko.jpg

Aunque muchos lo critican por considerar que solo está buscando publicidad,  Tolochko afirma que su amor es real y en una de sus publicaciones escribió: “Las parejas necesitan hablar menos y conectarse más. Con tiempo y experiencia, Margo y yo nos dimos cuenta de que se necesitan más que palabras para tener una conversación. Tu pareja sin duda se merece lo mejor, pero tienen que hacer su parte”.

Por lo menos no es un mal consejo. 
 

Comentarios