No es el mejor momento del presidente López Obrador. Tan preocupado siempre de asegurarse un buen lugar en la historia nacional, sus recientes actos y dichos definitivamente lo alejan de ese anhelo.

La ganadora indiscutible del debate fue Claudia Sheinbaum, pero del postdebate lo fue el presidente López Obrador. La doctora ganó simplemente porque no perdió.