Carmen Reviriego en diálogo con Leonardo Curzio