México e Israel: hacia el fortalecimiento estratégico de nuestra relación bilateral

Zvi Tal y Mauricio Escanero

Fortaleceremos la colaboración entre las instituciones culturales y académicas

México e Israel, dos grandes naciones con profundas raíces históricas, mantenemos importantes lazos de amistad y una sólida relación política, económica y de cooperación de enorme potencial en sus dimensiones bilateral, regional y multilateral, sustentada en nuestro reconocimiento mutuo como importantes socios estratégicos en un contexto mundial en plena transformación.

Hacia adelante, con base en el respeto mutuo, nos proponemos impulsar nuestras relaciones hacia un estadio superior y, a tal efecto, en los siguientes meses y conforme lo permita la evolución de la pandemia COVID-19, realizaremos intercambios de visitas de alto nivel orientadas a profundizar y ampliar nuestra cooperación en sus diversos ámbitos, apuntalando el fortalecimiento estratégico de la relación bilateral con perspectiva integral y de largo plazo.

Con este propósito, desplegaremos en ambos países una intensa labor de concertación con todos los actores relevantes del sector público, los parlamentos, el sector privado, y la sociedad civil en su conjunto, orientada a impulsar acciones e iniciativas de alto impacto. Asimismo, procuraremos la actualización y la ampliación del marco normativo de la relación bilateral en línea con nuestras prioridades estratégicas, así como la conclusión expedita de los instrumentos en negociación y la plena implementación de nuestro Tratado de Libre Comercio bilateral y sus prospectos de continua mejora.

México es un socio comercial fundamental para Israel en América Latina e Israel es el principal socio comercial e inversionista en México entre países de Medio Oriente. Construyendo sobre esta base, priorizaremos el impulso y la coordinación de las acciones de promoción económica y turística requeridas para potenciar los flujos comerciales, de inversión y de intercambio tecnológico y empresarial, así como acciones y proyectos convergentes de cooperación bilateral y regional en materia de cultura, capacitación, educación, salud, agua, agroindustria, gestación de empresas, y ciencia, innovación y desarrollo tecnológico, entre otros rubros.

Además, trabajaremos para lograr una relación más cercana entre nuestras sociedades civiles, fortaleciendo la colaboración entre las instituciones culturales y académicas, los centros de pensamiento e innovación, y las y los creadores y artistas, y aprovechando al máximo las oportunidades que nos brindan los medios de comunicación.

En estas tareas, continuaremos asociando a la comunidad mexicana en Israel y las comunidades judía-mexicana e israelí en México, valorando y aprovechando plenamente su activismo, emprendimiento y compromiso con el desarrollo de nuestros respectivos países, en apoyo al fortalecimiento estratégico de la relación bilateral.

Por lo que respecta al ámbito multilateral, nos proponemos profundizar el diálogo y la concertación en torno al desarrollo sostenible, el impulso de la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer, los derechos de la comunidad LGBT+ y de las personas con discapacidades, así como la respuesta global frente a la pandemia COVID-19 y el imperativo de lograr una recuperación global incluyente. Estos intercambios coordinados también abordarán los desafíos y oportunidades que nos plantean la revolución tecnológica en curso, el cambio climático y la transición ecológica, entre otras prioridades compartidas.

En julio de 2022 nuestra relación diplomática bilateral alcanzará la respetable marca de 70 años. Este aniversario será la ocasión para poner de relieve nuestros logros hasta ahora y para impulsar nuevas vías de cooperación, en beneficio de nuestros pueblos y de las generaciones venideras.

 

Embajadores de Israel en México y de México en Israel, respectivamente

Comentarios