Los últimos siete días han sido los peores 

Ricardo Raphael

Durante la última semana Brasil y México empataron como las dos naciones más letales por Coronavirus. Luego vendrían Estados Unidos y Sudáfrica, y muy atrás, Rusia y la India. Este resultado no refiere al número total de contagios y tampoco a la cifra total de muertes, sino a los decesos ocurridos durante los últimos siete días.  

De acuerdo con el worldmeters.info México contabiliza, durante lo que va de la pandemia, 434 mil 193 contagios y 47 mil 746 muertes. De acuerdo con la primera cifra el país ocuparía hoy el 6º lugar entre las naciones más afectadas. Sin embargo, la primera estadística – número total de contagios – no es comparable con el resto del planeta por la manera como en México se obtiene esta data.  

Al desestimar la práctica masiva y aleatoria de pruebas, el gobierno mexicano lleva un subregistro de los contagios. En cambio, la métrica para contabilizar el número de muertes es similar a la del resto del planeta. Luego, ese dato sí es comparable.  

Considerando talla de población y comparándola con cifra de decesos, Inglaterra es hoy el país donde más personas han muerto como consecuencia de la pandemia. Le sigue España, después Italia, Estados Unidos, Brasil, Francia, México y Sudáfrica. Muy atrás, de nuevo, vendrían la India y Rusia.  

El tema se complica, sin embargo, para los tres países del continente americano – Estados Unidos, Brasil y México – porque en estos casos la curva de decesos continúa creciendo. 

Durante los últimos siete días han muerto cerca de 8 mil personas en Estados Unidos, 7 mil 078 en Brasil y 4 mil 98 en México.  

Ocurre sin embargo que las poblaciones de los dos primeros países son muy superiores a la de México: mientras los vecinos del norte tienen más de 328 millones, Brasil cuenta con una población de 209 millones y México con 126 millones de habitantes. Esto quiere decir que la tasa de letalidad, por habitante, es más alta en Brasil y México en comparación con Estados Unidos. 

Brasil y México mostraron una tasa de letalidad muy parecida durante la última semana (0.00047 contra 0.00046: este dato representa el porcentaje promedio de decesos, de los últimos siete días, relativo al total de la población de cada país). Haciendo la misma matemática, Estados Unidos vendría en tercer lugar (0.00041).  
Durante este mismo periodo, en México hay entidades que mostraron datos alentadores, como por ejemplo el Estado de México. Sin embargo, hay otras regiones dónde la pandemia había remitido y de pronto volvió a experimentarse un crecimiento importante de contagios y muertes. Destacan entre la peores Nuevo León, Hidalgo y Tabasco.  

Este comportamiento reitera lo que ya se sabía: el virus se desempeña de manera voluble cuando las poblaciones relajan los protocolos sanitarios.  

Las cosas pintan más preocupantes porque compartimos una extensa frontera y densos flujos comerciales con Estados Unidos, el país con el crecimiento más acelerado en contagios.  

Este fin de semana, la doctora Deborah Brix –coordinadora del grupo de trabajo contra el Covid-19 en la Casa Blanca– señaló que la pandemia, en su país, había entrado en una fase nueva y peligrosa de resurgimiento, tanto en zonas rurales como urbanas.  

Advirtió también que el virus se había extendido extraordinariamente hacia los estados que hacen frontera con México, como California y Texas; regiones con las que se mantiene el flujo más intenso de intercambios entre personas y bienes.  

Las tendencias antes referidas y la geografía de la epidemia anuncian que las próximas semanas serán muy difíciles. Probablemente veremos resurgir los contagios en la frontera norte, tal como ya está sucediendo en Nuevo León, pero también en poblaciones rurales y ciudades medias donde la enfermedad aún no se había manifestado.  

ZOOM

México será, al final del túnel, uno de los tres países más golpeados por el coronavirus. No es echándole la culpa a un solo funcionario como puede enfrentarse esta inevitable realidad, pero tampoco responsabilizando a una sola persona de coordinar absolutamente todos los esfuerzos.  

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios